24 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:50
Especialidades > Medicina Interna

Los médicos suben a 15.000 los pasos diarios para eludir diabetes e infarto

Relaciona esa actividad física con ausencia de síndrome metabólico

El sedentarismo se relaciona con niveles anormales en sangre de glucosa y lípidos, y con la hipertensión arterial.
Los médicos suben a 15.000 los pasos diarios para eludir diabetes e infarto
Viernes, 31 de marzo de 2017, a las 09:10
Un nuevo estudio fija en 15.000 los pasos diarios de ejercicio físico aconsejable para prevenir la enfermedad coronaria en lugar de los 10.000 que los médicos han recomendado de forma tradicional. Al menos ésa es la cifra que sus autores han relacionado con ausencia de síndrome metabólico en una muestra de población dada (es decir, variables normales de tensión arterial, azúcar y lípidos en sangre) y medidas óptimas de perímetro abdominal.
 
El trabajo se publica en International Journal of Obesity y parte de 111 trabajadores del servicio de correos de Glasgow a los que se hizo un seguimiento, durante siete días, de sus parámetros biológicos cardiovasculares en relación con el grado de actividad física, que se presupuso sería variable aunque compartieran oficio.

La media de edad de los participantes fue de 40 años; el índice de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) medio fue de 26,9 (que equivale a ligero sobrepeso) y el perímetro abdominal medio fue de 95,4 centímetros. Asimismo, se midieron otras variables como el colesterol HDL y LDL.
 
En sus conclusiones, el artículo encuentra una relación entre los valores normales de colesterol, lípidos y glucosa en sangre y una media diaria superior a los 15.000 pasos al día de actividad física, así como más de siete horas permaneciendo de pie.

Menor actividad, más probabilidad de síndrome metabólico
 
“En comparación con los participantes que no padecían síndrome metabólico, los que sí tenían sus características se mostraron, en el periodo de estudio, significativamente menos activos (menor número de pasos diarios, menos horas de sueño y más tiempo permaneciendo sentados)”, señalan los autores.
 
“En consecuencia –añaden– deducimos que permanecer más tiempo sin hacer nada, o haciendo vida sedentaria, se asocia, de manera importante, con más riesgo de enfermedad coronaria y mayor perímetro abdominal”, ambas variables asociadas en Medicina, a su vez, al síndrome metabólico.