El 30% de las personas mayores de 70 años presentan cuatro patologías simultáneas

Los internistas gallegos servirán de enlace entre hospitales y residencias
Emilio Casariego, jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Lucus Augusti de Lugo.


11 ene 2022. 13.20H
SE LEE EN 3 minutos
La Sociedade Galega de Medicina Interna ha avalado el proyecto de la Xunta de Galicia para crear un enlace directo entre las residencias de mayores y los hospitales a través de la figura del médico internista. Este proyecto busca mejorar la capacidad asistencial de las residencias, a través de la creación de dos figuras, un profesional de referencia para cada residente y familia y el gestor de casos sociosanitarios, que será habitualmente un profesional de enfermería y que enlazará la atención social y la sanitaria que recibe cada usuario.

Tal y como ha señalado Emilio Casariego, jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Lucus Augusti de Lugo y miembro de la sociedad Galega de Medicina Interna, se trata de una “buena idea que se debería de extender a otros centros donde conviven pacientes con problemas médicos complejos”.

Así, se calcula que un 30 por ciento de las personas de 70 años tienen unas cuatro patologías crónicas simultáneas, cuyas actuaciones médicas “no siempre son sencillas, hace falta que exista un médico acostumbrado -como el  especialista en Medicina Interna- a manejar este tipo de problemas múltiples donde  se suman varias enfermedades descompensadas, problemas con la polifarmacia, se  añaden enfermedades agudas, etc.”, recalcan desde la Sociedade Galega de Medicina Interna.

De esta forma, con la creación de la figura del enlace médico internista, las residencias podrán contar con un apoyo y consejo en situaciones de duda, así como la posibilidad de aplicar algunos recursos de  telemedicina en la toma de  decisiones más complejas. De igual modo, al estar en contacto más directo con los usuarios de las residencias, el médico internista de enlace podría organizar valoraciones presenciales en el centro de manera reglada, puesto que conoce a los pacientes, pudiendo además utilizar los recursos del hospital de día  para tratamientos cortos o valoraciones diagnósticas puntuales.

Cabe destacar que, siguiendo la reforma planteada por la Xunta, junto a la figura de enlace se implantará la historia clínica electrónica para que el personal sanitario de los centros de mayores y el de la atención primaria y hospitalaria tengan la misma información.

En este punto, Casariego ha subrayado que “en conjunto, disponer de vías de atención diferenciadas para pacientes con elevadas necesidades asistenciales es positivo para los pacientes y también para el sistema, ya  que la atención es más ordenada y eficaz. Lógicamente depende de cómo se organice. No es necesario invertir muchos recursos (materiales y humanos), pero sí una  organización ordenada, con personal".

Plan gallego para las residencias


Las líneas estratégicas de la reforma en la relación entre el sistema sanitario y el social de Galicia propone la creación de las figuras de intermediario entre centros de salud y los pacientes y centros sociosanitarios con vistas a mejorar la atención de las personas mayores de la región. De este modo, la Xunta plantea además la puesta en marcha de las primeras unidades de cuidados intermedios para las personas que necesitan una atención específica durante un tiempo, tras recibir el alta hospitalaria, pero que no deben ingresar en una residencia.

Unas medidas que se suman a la creación de vías prioritarias para el acceso a las Urgencias y al hospital de día para los usuarios, y el establecimiento de un "código residencia" para el 061, que identificará las llamadas que provienen de estos centros.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.