Redacción Médica
15 de agosto de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:00
Especialidades > Medicina Interna

La enfermedad tromboembólica es una complicación frecuente en el cáncer

Mejorar la profilaxis e identificar los factores de riesgo es fundamental para disminuir la mortalidad

Pedro Ruiz-Artacho, Carmen Díaz-Pedroche, Carmen Font, Luciano López, Ramón Lecumberri y Farès Moustafa.
La enfermedad tromboembólica es una complicación frecuente en el cáncer
María García
Viernes, 18 de mayo de 2018, a las 17:10
El cáncer (11 por ciento) es uno de los principales factores de riesgo de la Enfermedad Tromboembólica Venosa (ETV), por lo que ha tenido un aspecto relevante en el XIV Forum sobre esta enfermedad que se celebra en Barcelona los días 17 y 18 de mayo. Está considerada como una de las complicaciones más frecuentes e importantes en los pacientes oncológicos, ya que aumenta de manera significativa la mortalidad y la morbilidad a corto plazo de estos.

Por todo ello, la segunda mesa de estas jornadas dedicada a la relación entre ambas especialidades, que ha estado presentada por Luciano López Jiménez, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, y por Carmen Font Puig, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic de Barcelona.

"¿Qué importancia puede tener la ETV en el cáncer de pulmón?" Con esta pregunta comenzaba la ponencia de Pedor Ruiz-Artacho, del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, quien ha afirmado que la ETV es un predictor independiente de mortalidad en los pacientes con cáncer de pulmón, y que la mayoría de los pacientes tromboembólicos mueren entre los primeros 3 a 6 meses después del diagnóstico de cáncer de pulmón.

Ruiz-Artacho ha hablado de un estudio que ha evaluado las características clínicas, la evolución y resultados clínicos de la ETV durante el tratamiento anticoagulante en los pacientes con cáncer de pulmón que se presentan con una ETV aguda sintomática, de cara a prevenir y manejar mejor a estos pacientes.

De los 10.962 pacientes con cáncer en el registro Riete, 1.725 padecían cáncer de pulmón. Entre las conclusiones de este estudio, Ruiz-Artacho ha resaltado se debe identificar a los pacientes en riesgo para desarrollar ETV e implementar medidas preventivas: realizar una profilaxis mas extensiva, así como vigilar los signos y síntomas desde el inicio para la detectar y tratar mejor la enfermedad. "Se debe considerar la intensidad y el tratamiento anticoagulante en función del tipo de cáncer", ha añadido. 

Mejorar las pautas de profilaxis quirúrgica y médica

Por su parte, Carmen Díaz-Pedroche, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, ha hablado sobre un estudio cuyo objetivo ha sido describir las características clínicas y la evolución de la ETV de los pacientes con cáncer de próstata en su cohorte Riete. 


"De los 10.962 pacientes con cáncer en Riete, 1.725 padecían uno de pulmón"


Los resultados es que, tras tres meses de seguimiento, es que de los 1.600 pacientes estudiados, 44 (2,7 por ciento) sufrieron recurrrencias sintomáticas; 75 (4,7 por ciento) hemorragia mayor; y 121 (7,5 por ciento) hemorragia menor

"Deberíamos mejorar en nuestros protocolos las pautas de profilaxis quirúrgica y médica. Faltan estudios de profilaxis en pacientes oncológicos inmovilizados con buena calidad y expetctativa de vida. También hay que estudiar en nuestra cohorte factores de riesgo de sangrado mayor y menor con el fin de adecuar mejor los tratamientos en los pacientes con cáncer de próstata", ha asegurado. 

HBPN, una estrategia segura

Ramón Lecumberri Villamedina, del Servicio de Hematología de la Clínica Universidad de Navarra, de Pambplona, ha hablado sobre plaquetopenia y ETV. "El uso de dosis ajustadas de HBPN en pacientes trobocitopénicos con cáncer y ETV agudo parece una estrategia segura", ha explicado. Y ha añadido: "La presencia de trombopenia o trombocitosis en el momento del TEV se asocia con una mayor mortalidad temprana, relacionada principalemtne con el propio tumor".

Javier Trujillo Santos, del Servicio de Medicina Interna del hospital Santa lucía de Cartagena, Murcia, y profesor de la Universdiad Católica San Antonio (UCAM) ha hablado sobre las heparinas de bajo peso molecular (HBPM) a largo plazo.  

El último ponente de la segunda mesa del XIV Forum ha sido Farès Moustafa, del Servicio de Urgencias del Clermont-Ferrand University Hospital de Clermount-Ferrand, Francia, que ha hablado del tratamiento de la hemorragia durante antagonistas de la vitamina K (AVKs), 

Moustafa ha explicado que el sangrado el la complicación más temida en aquellos pacientes que reciben una terapia de anticoagulantes para tratar la ETV. "La hemorragia mayor conlleva a una alta tasa de mortalidad. El tratamiento rápido y agresivo de la hemorragia es obligatorio para reducir la mortalidad y, curiosamente, la probabilidad de eventos venosos (o arteriales) excedió el riesgo de volver a sangrar", han sido algunas de las conclusiones de su ponencia.