26 de mayo de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Medicina Interna

Interna creará el único registro de la incidencia de la diabetes en mayores

El nuevo coordinador del Grupo de Diabetes y obesidad de la SEMI adelanta sus proyectos a Redacción Médica

Francisco Javier Carrasco.
Interna creará el único registro de la incidencia de la diabetes en mayores
Marcos Domínguez
Miércoles, 28 de febrero de 2018, a las 12:10
Francisco Javier Carrasco, internista del Hospital Juan Ramón Jiménez (Huelva), ha sido elegido recientemente coordinador del Grupo de Trabajo de Diabetes y Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). En esta entrevista con Redacción Médica anuncia que se está perfilando la creación de un registro sobre diagnóstico de diabetes en mayores, y hace hincapié en la necesidad de concienciar sobre la importancia de los hábitos de vida y eliminar las inercias terapéuticas que  conllevan un mal manejo de la enfermedad.

¿Qué novedades traerá al Grupo de Diabetes y Obesidad de la SEMI?

Dos grandes novedades. El perfil de pacientes nuestro es normalmente mayor. Estamos terminando de perfilar un registro sobre diabetes incidente en pacientes mayores de 75 años. Es un registro que pensamos que es único en el mundo: no hay datos sobre este perfil de población de diabetes que empieza en esa edad, y tiene unas peculiaridades diferentes.

Tenemos un proyecto de formación sobre aspectos específicos, sobre todo del manejo de la hiperglucemia y de la diabetes hospitalaria. Medicina Interna es la que da la mayor parte de altas de los hospitales y un gran porcentaje de pacientes son diabéticos, por lo que el manejo en el hospital y al alta tiene unas características peculiares.


"La diabetes en ancianos mucha veces está sobretratada"


También queremos hacer algunos aspectos de información a la ciudadanía, sobre todo en paciente mayor, y centrarnos también en el paciente de alto riesgo cardiovascular y pluripatológico. Queremos incidir en la formación para el manejo de este tipo de pacientes.

Pacientes y familiares, ¿son conscientes de que la diabetes tipo 2 es una enfermedad muy ligada al estilo de vida?

En general, para nada. Esa es la gran asignatura de toda la atención médica. Los especialistas que manejamos la diabetes son Atención Primaria, Endocrinología y nosotros. La prevención es más de Atención Primaria, a nosotros nos llegan los enfermos algo más evolucionados, pero es verdad que no hay una conciencia del estilo de vida, la forma de alimentarse y el ejercicio moderado. Como la hiperglucemia no duele, hasta que no está muy avanzada la gente no es consciente del gran problema de salud que tiene.

¿Cómo se puede hacer hincapié desde el hospital de la importancia de los hábitos de vida y la nutrición?

Nosotros aprovechamos el momento del ingreso hospitalario. El enfermo está receptivo porque se ha visto con una complicación o con otra enfermedad indirectamente relacionada con la diabetes. Aprovechamos para dos cosas principalmente: hacer screening de pacientes diabéticos, detectar situaciones de prediabetes o identificar a enfermos en riesgo de padecerla. Y luego, el paciente que ya es diabético diagnosticado, aprovechamos para fortalecer las indicaciones del estilo de vida y, muchas veces, para modificar el tratamiento médico. Muchas veces hay una inercia, se pone un tratamiento y no se implementa y sigue con el mismo tratamiento durante años. En ese momento, el paciente suele estar muy receptivo porque ha tenido un problema agudo y suele responder.

¿Existen algunos grupos de pacientes diabéticos más desatendidos que otros?

En general, hay mucha diabetes no diagnosticada. Muchas veces se diagnostica por una situación rutinaria, o bien relacionada directa o indirectamente con un ingreso hospitalario. La diabetes a la que nos referimos (tipo 2), muchas veces en la población anciana nos encontramos que está sobretratada, porque a lo mejor están en tratamientos que hay que disminuir, con riesgo de hipoglucemias, etc. y nos encontramos con problemas.

"En la diabetes hay mucha inercia terapéutica"



España es el segundo país con mayor número de amputaciones de miembros inferiores por la diabetes. ¿A qué se debe?

Probablemente porque no hay un correcto control metabólico de los pacientes, entre otras cosas. Teóricamente, tenemos una dieta más saludable –la mediterránea, aunque estamos invadidos por la influencia de la comida rápida– pero llama la atención que, pese a tener esos hábitos dietéticos mejores,  la tasa de amputaciones sigue siendo alta y está directamente relacionado con el mal control metabólico, bien porque hay mucha diabetes diagnosticada, mucha inercia terapéutica (un tratamiento que se pone en un momento dado y no se corrige con el tiempo).

¿Cuál es el principal reto de la diabetes en la actualidad?

La prevención, cambiar el estilo de vida, sigue siendo el principal reto porque es lo que ha demostrado tener un impacto en la salud. Hay fármacos muy buenos que pueden controlar la enfermedad, pero deberían ir de la mano de un cambio en el estilo de vida. La clave está en un estilo de vida adecuado, con ejercicio, y evitar el sobrepeso y la obesidad.