Así lo han explicado varios expertos en la XVII Reunión de Riesgo Vascular de la SEMI

Hasta el 70% de la población asocia tabaco a cáncer y no a riesgo vascular
Mesa 'Tabaquismo y riesgo vascular' de la XVII Reunión de Riesgo Vascular organizada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).


11 nov 2021. 18.50H
SE LEE EN 3 minutos
Actualmente, el tabaquismo es la principal causa de mortalidad, sobre todo en enfermedades cardiovasculares como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), el cáncer de pulmón y la Enfermedad Cardiovascular (ECV) aterosclerótica. Cerca del 70 por ciento de la población asocia el tabaquismo a enfermedades como el cáncer y no con enfermedades cardiovasculares.

Así lo han explicado varios expertos en la primera mesa de 'Tabaquismo y riesgo vascular' en la XVII Reunión de Riesgo Vascular organizada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) que ha comenzado este jueves y se extiende hasta este viernes 12 de noviembre.

En el encuentro se ha recalcado la importancia del daño vascular inducido por el tabaquismo, el cual presenta una prevalencia del 15 por ciento en la actualidad. En la misma línea, Ramón Bover Freire, del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid, ha subrayado que “el tabaquismo se encuentra en torno al 20 por ciento de los pacientes que asisten a Atención Primaria”.

Por ello, ha destacado los beneficios que existen a la hora de dejar de fumar, como el incremento de la supervivencia a los tres meses tras haber sufrido un infarto de miocardio. Un mensaje que, según la opinión de Freire, “no llega a calar en las personas”.

Intervenciones en el tabaquismo


Reducir el daño provocado por el tabaquismo, llevar a cabo tratamientos de fácil aplicación y efectivos y tener a disposición múltiples oportunidades clínicas. Estas son las bases para una intervención frente al tabaquismo, según Josep Mª Ramón Torrell
, Director de la Unidad de Tabaquismo del Hospital Universitario de Bellvitge en Barcelona.

En este contexto, Torrel ha destacado que el principal problema es que "tan solo el 6 por ciento de los pacientes con esta adicción han recibido algún tipo de consejo para dejar de fumar". Por ello, según Torrel cree que se debería llevar a cabo una serie de intervenciones en el tabaquismo:
  • Multidimensional: las decisiones no deben basarse en un solo elemento, sino reconocer una combinación de diversos aspectos en la toma de decisiones.
  • Diseñar el mejor tratamiento para cada paciente: basar el plan terapéutico en las necesidades individuales. Cada fumador necesita intensidades y distintos tipos de tratamiento.
  • Individualizar la duración: cada fumador necesitará su tiempo y dependerá del progreso y de las necesidades de cambio.
  • Distintos niveles de intervención: establecer diferentes niveles para distintas necesidades, pudiéndose mover el paciente de un nivel a otro en distintos momentos.
De forma concluyente, Torrel ha establecido cuatro preguntas claves que los profesionales se tienen que hacer para reducir el tabaquismo: "¿Cuáles son los tratamientos de primera línea?, ¿podemos combinar distintos tratamientos para mejorar el resultado?, ¿cuáles son los factores asociados al paciente? y ¿se lleva a cabo el mantenimiento de la abstinencia?".

Abordaje del paciente del riesgo vascular fumador


Para concluir la mesa, Carlos Escobar Cervantes
, del Servicio de Cardiología del Hospital Universiatrio La Paz en Madrid, ha comparecido para hablar sobre el abordaje del paciente de riesgo vascular fumador. En esta línea, ha destacado que entre las edades de 40 y 60 años, el tabaquismo puede incrementar el riesgo de enfermedad cardiovascular entre el 50 y el 200 por cien. 

"Dejar de fumar" como la medida más viable para reducir el tabaquismo, concretamente Cervantes ha recalcado que, gracias a dejar de fumar, el tabaquismo se ha reducido en un 36 por ciento. "Cesar el consumo del tabaco reduce el riesgo cardiovascular en cinco años, así como una reducción sustancial en el riesgo de infarto de miocardio o muerte", ha explicado Cervantes en la mesa. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.