22 may 2019 | Actualizado: 18:50

El mayor estudio sobre genética explica su vínculo con la presión arterial

Ahora, los científicos pueden explicar casi un tercio de los factores de riesgo hereditarios para la hipertensión

Mark Caulfield, investigador principal del estudio.
El mayor estudio sobre genética explica su vínculo con la presión arterial
lun 17 septiembre 2018. 19.00H
Redacción
Las muestras de ADN de más de un millón de personas han ayudado a los científicos a identificar 500 nuevas regiones de genes que influyen en la presión arterial. Este estudio global, liderado por británicos, el mayor de su tipo realizado hasta la fecha, aumenta la cantidad de reguladores genéticos conocidos de la presión arterial a más de 1.000. De esta forma, los científicos pueden explicar ahora casi un tercio de los factores de riesgo hereditarios para la presión arterial alta o hipertensión.

Comprender las causas genéticas de la presión arterial alta podría evitar miles de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares en el Reino Unido cada año, según publica la British Heart Foundation.

El investigador principal, el profesor Mark Caulfield, de Queen Mary, Universidad de Londres, ha explicado que "es el avance más importante en la genética de la presión arterial hasta la fecha". "Ahora sabemos que hay más de 1.000 señales genéticas que influyen en nuestra presión arterial. Esto nos proporciona nuevos conocimientos sobre cómo nuestros cuerpos regulan la presión arterial . También revela nuevas oportunidades para el futuro desarrollo de medicamentos", ha asegurado.

"Ahora sabemos que hay más de 1.000 señales genéticas que influyen en nuestra presión arterial"



"Con esta información, podríamos calcular el puntaje de riesgo genético de una persona para la presión arterial alta. Adoptando un enfoque de Medicina de precisión, los médicos podrían centrarse en intervenciones tempranas sobre el estilo de vida para aquellos con un alto riesgo genético, como perder peso, reducir el consumo de alcohol y aumentar el ejercicio".

Responsable de cerca de 8 millones de muertes en 2015


La presión arterial alta fue responsable de 7,8 millones de muertes en todo el mundo en 2015. Además, se cree que más de una cuarta parte de los adultos en Inglaterra, alrededor de 12,5 millones de personas, se ven afectados por la hipertensión. También estiman que hasta siete millones de personas en el Reino Unido viven con presión arterial alta no diagnosticada, sin darse cuenta de su condición.

Para la mayoría de las personas, la hipertensión se define como una lectura de la presión arterial de 140/90 milímetros de mercurio (mmHg) o más. La primera cifra se refiere a la presión arterial sistólica y la segunda a la diastólica. Se establece un umbral inferior para los pacientes cardíacos.

El nuevo estudio encontró que las variantes genéticas conocidas triplicaron el riesgo de hipertensión y aumentaron la probabilidad de malos resultados cardiovasculares  en 1,52 veces. También identifica una serie de nuevos objetivos potenciales para nuevos fármacos o medicamentos ya desarrollados para tratar otras afecciones. 

APOE, un gen que cuando está mutado se asocia fuertemente con la enfermedad de Alzheimer hereditaria, es uno de los nuevos genes que se cree que desempeñan un papel en la hipertensión.

Los genes en las regiones de ADN destacadas en el estudio también parecen tener un papel clave en la función de las glándulas suprarrenales y la grasa corporal.

Los factores de vida también influyen


El profesor Jeremy Pearson, director médico asociado de la British Heart Foundation, ha señalado: "Tener presión arterial alta te pone en un riesgo significativamente mayor de tener un ataque cardíaco o un derrame cerebral. Los factores del estilo de vida, como no hacer suficiente ejercicio, tener sobrepeso o beber demasiado regularmente pueden causar presión arterial alta. Sin embargo, nuestros genes también pueden jugar un papel importante", ha añadido. 

"Saber qué genes causan presión arterial alta -ha seguido Pearson- puede ayudarnos a detectar a las personas que están en riesgo, antes de que el daño esté hecho. Los que están en riesgo pueden ser tratados, ya sea con medicamentos o cambios en el estilo de vida, lo que puede prevenir miles de ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares cada año".

El estudio, publicado en la revista Nature Genetics, fue financiado por el Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR), el Medical Research Council (MRC) y la British Heart Foundation.

"Esta gran y significativa investigación muestra cómo múltiples factores genéticos influyen en la presión arterial, proporcionando evidencia que probablemente se traduzca en medidas preventivas y curativas para los pacientes en los próximos años", ha señalado el profesor Chris Whitty, asesor científico principal del Departamento de Salud.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.