19 de junio de 2018 | Actualizado: Martes a las 12:30
Especialidades > Medicina de Familia

Solo el 5% de casos de violencia de género denunciados son detectados en AP

La escasa formación del médico en la Universidad y el MIR, uno de los factores del infradiagnóstico

Ana Rosa Jurado, coordinadora del Grupo de Trabajo de Atención a la Mujer de Semergen.
Solo el 5% de casos de violencia de género denunciados son detectados en AP
Redacción
Jueves, 08 de marzo de 2018, a las 13:20
La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ha aprovechado el Día Internacional de la Mujer para ofrecer el primer nivel asistencial del SNS como lugar de apoyo y guía para todas aquellas que sufren violencia de género.

Según datos de la OMS, las mujeres víctimas de malos tratos acuden un 20 por ciento más a consultas que aquellas que no los sufren, pero “tan solo un 5 por ciento de los casos de violencia de género denunciados son detectados desde Atención Primaria”, explica Ana Rosa Jurado, coordinadora del Grupo de Trabajo de Atención a la Mujer.

Se trata de “un dato altamente preocupante que nos orienta sobre la prioridad que supone mejorar la detección e intervención inicial en estos casos”. En este sentido, “debemos insistir en concienciar que el infradiagnóstico es uno de los grandes males de la violencia de género en España”.

Escasa formación de los profesionales

Este infradiagnóstico se origina por diversas causas. Según Carlos San Martín, coordinador del Grupo de Trabajo de Sexología de Semergen, “se echa de menos el liderazgo del Ministerio de Sanidad en la formación de los profesionales para la detección e intervención de la violencia de género”.


"El médico no se siente siempre seguro en su abordaje"


Asimismo, “las facultades de Medicina no incluyen formación específica y detallada de este problema, y en el aprendizaje de los MIR no se tiene muy en cuenta, a pesar de que es una de las causas de mayor morbimortalidad en las mujeres por debajo de 40 años”.

Estas carencias hacen que el médico “no se sienta siempre seguro en el abordaje de la violencia de género y no sepa muy bien cómo hacerlo, perdiendo incluso la oportunidad de detectar precozmente nuevos casos”.

Por ello, con el objetivo de superar estos déficits, es importante conseguir la especialización de los médicos de Familia en la detección y atención de estos problemas, así como en la formación de equipos multidisciplinares con profesionales del Trabajo Social y Psicología, señalan desde Semergen.