En octubre y noviembre los talleres del El Ojo Clínico Dermatológico se impartirán en cinco ciudades del país

La SEMG acerca el uso de la dermatoscopia a más de 125 médicos de Familia
Profesores de la SEMG en el taller del Ojo Clínico Dermatológico desarrollado en Granada.


11 oct 2021. 14.00H
SE LEE EN 3 minutos
Granada fue la ciudad elegida por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) para comenzar los talleres presenciales de la actividad 'El Ojo Clínico Dermatológico', impartida por el Grupo de Trabajo de Dermatología de la SEMG, cuyo responsable es Juan Jurado Moreno.

Con esta actividad formativa, la SEMG persigue fomentar el aprendizaje del uso del dermatoscopio por los facultativos que desempeñan su labor en los centros de salud para, de este modo, mejorar el diagnóstico del cáncer cutáneo ya desde el primer nivel asistencial gracias a su detección precoz.

Con el objetivo de llegar al mayor número de médicos de Familia y así mejorar el manejo del paciente dermatológico en el ámbito de la Atención Primaria, la SEMG impartirá entre los meses de octubre y noviembre esta actividad presencial en cinco ciudades del país. En concreto, además del realizado en Granada (6 de octubre), acogerán este taller Barcelona el día 21 de octubre, Valencia (4 de noviembre), Madrid (18 de noviembre) y Alicante (25 de noviembre). 

En cada uno de estos talleres dedicados a la formación presencial en dermatoscopia participarán hasta 25 facultativos, por lo que durante estos dos meses hasta 125 médicos de Familia podrán conocer el uso y posibilidades diagnósticas de esta novedosa técnica gracias a la SEMG.

Alumnos en el curso impartido en Granada.


¿Qué actividades se realizan en los talleres?


Los 25 médicos de familia que participaron en el taller de Granada la pasada semana hicieron un repaso de conceptos dermatológicos básicos y necesarios para comprender la metodología dermatoscópica y los fundamentos técnicos de la Dermatoscopia, de la mano del Grupo de Trabajo de Dermatología de la SEMG.

La parte práctica se desarrolla con una complejidad progresiva y escalonada. Es decir, se inicia cimentando unos conceptos metodológicos, basados fundamentalmente en la imagen dermatoscópica estandarizada, necesarios para ir adquiriendo la capacidad de evaluación de los diferentes casos clínicos que se exponen a lo largo del taller. Todos ellos son analizados en conjunto, de forma razonada con los asistentes.

Del mismo modo, se incluye un procedimiento de gamificación mediante un concurso de cuestiones y casos para, posteriormente, entre los participantes con la máxima puntuación, sortear dos dermatoscopios. Al final del taller, se entrega a cada alumno un ejemplar de la Guía Básica de Dermatoscopia editada por el Grupo de Trabajo de Dermatología de la SEMG.

Técnica no invasiva


La dermatoscopia es una técnica de examen clínico in vivo, no invasiva, que utiliza un sistema de magnificación con luz incidente fundamentalmente polarizada. Esto permite observar la epidermis y la dermis superficial y sus alteraciones, gracias a la eliminación de la luz difusa originada en el estrato córneo.

Su uso permite observar un amplio abanico de estructuras cutáneas, matices y características morfológicas no visibles con la iluminación ordinaria y que ayuda a facilitar el diagnóstico clínico de prácticamente todas las lesiones pigmentadas de la piel, incluyéndose de forma fundamental el melanoma y otros cánceres cutáneos.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.