13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

La pulsera 2.0. de Primaria para medir al paciente con EPOC, lista en otoño

Los resultados permitirán establecer el tratamiento más eficaz para cada enfermo

Raúl Piedra, secretario del Grupo de Trabajo de Nuevas Tecnologías de Semergen.
La pulsera 2.0. de Primaria para medir al paciente con EPOC, lista en otoño
lun 19 marzo 2018. 17.30H
Àlex Lázaro
El proyecto ‘Efectividad del ejercicio físico monitorizado con wearables en pacientes EPOC’ ha sido premiado durante las VI Jornadas de Residentes y Tutores de Medicina de Familia de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Este estudio será capitaneado por tres residentes, dos médicos de Familia y Raúl Piedra, secretario del Grupo de Trabajo de Nuevas Tecnologías de Semergen, quien ha analizado con Redacción Médica el futuro de esta herramienta.

"El objetivo es conseguir una medición exacta del efecto real que el ejercicio tiene sobra la salud del paciente. Con estos datos estableceremos un patrón y daremos las instrucciones específicas en cada caso, mejorando así el tratamiento de cada uno de los enfermos", ha comentado el secretario del Grupo de Trabajo de Nuevas Tecnologías de Semergen.

"Vamos a establecer tres grupos de trabajo. El primero es el que calificamos de 'normal' porque es el que va a seguir las normas que le estamos dando en las consultas. El segundo es el llamado de 'intervención', en el que vamos dar unas clases teóricas de ejercicio y dieta y posteriormente vamos a realizar actividades con ellos, sin el uso de la pulsera. Por último, tendremos el 'avanzado', en el que se establece el mismo patrón que en el segundo grupo, pero usando la pulsera", ha señalado Piedra.

Tras la obtención de los datos de los tres grupos se realizará un análisis para determinar si la herramienta ha tenido resultados positivos en los pacientes que la han llevado. "Podremos comparar los datos de los pacientes que han seguido los pasos de consulta con los que han realizado ejercicios teórico-prácticos con y sin pulsera de actividad", ha afirmado el secretario del Grupo de Trabajo.

Puesta en marcha en primavera

"Es una herramienta que vamos a analizar durante la primavera y el verano de 2018 y los primeros datos aparecerán en otoño. Se trata de una investigación con carácter tecnológico porque pensamos que hay métodos no farmacológicos que pueden ayudarnos a mejorar la calidad de vida de los pacientes con EPOC y con diabetes. Creemos que el paciente puede motivarse mediante el uso de este gadget (pulsera de actividad), ya que puede impulsar al enfermo a realizar una mayor actividad física", ha apuntado Piedra.

Este proyecto quiere demostrar la relación entre un estilo de vida más saludable y la realización de ejercicio físico y una mejora de la calidad de vida de los enfermos de EPOC y diabetes. "En el caso de la diabetes, es mejor llevar un ritmo de vida saludable y una buena alimentación que un fármaco", ha asegurado Raúl Piedra.

Un estudio coordinador por residentes

Beatriz Yuste, residente de Medicina Familiar y líder del proyecto es la encargada de capitanear este proyecto que se basará en el estudio de los datos obtenidos con las pulseras de actividad. Además, le acompañarán durante todo el proceso Paula Sánchez y Ana García, también residentes, quienes se coordinarán con dos médicos de Familia y el propio Raúl Piedra.

"Siempre hacemos que los residentes se impliquen en este tipo de proyectos porque creemos que la Medicina del futuro va a hacer uso de este tipo de recursos tecnológicos para mejorar la asistencia de los pacientes", ha concluido Piedra.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.