La entrega de la I Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG sirve para reconocer la labor de los profesionales

La Medicina rural urge apoyo institucional para ejercer "con dignidad"
Lorenzo Armenteros en el acto de entrega que tuvo lugar el pasado sábado en el Colegio de Médicos de Ourense.


30 jun 2021. 12.05H
SE LEE EN 4 minutos
La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha querido expresar su reconocimiento y gratitud a la labor callada de todos los profesionales que ejercen la Medicina rural. “Su trabajo sacrificado, y poco reconocido, ha sido fundamental” dadas las condiciones geográficas de comunidades con gran dispersión de población, como Galicia, donde representa uno de los pilares de la atención sanitaria.

Se trata de “una atención sanitaria próxima y de calidad que ha sido prestada siempre por la Medicina rural y por todos quienes han hecho el esfuerzo de mantenerla”, según ha manifestado Lorenzo Armenteros, portavoz de la SEMG, durante el acto de entrega de la I Beca de Medicina Rural convocada por la Asociación de Médicos Gallegos (Asomega) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Precisamente, la SEMG surge en sus inicios en la medicina rural, por lo tanto, siempre ha estado muy unida y ha defendido a esta parte fundamental de la Atención Primaria. “Esta terrible pandemia ha hecho aflorar, aún más, las debilidades ya antiguas de la Medicina rural y la Atención Primaria, en general. El primer nivel que necesita ahora más que nunca el apoyo institucional y la apuesta sin matices para mejorar y poder ejercer con dignidad en este arte de la medicina”, según Armenteros. 

"Esta terrible pandemia ha hecho aflorar, aún más, las debilidades ya antiguas de la Medicina rural"



La I Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG representa el reconocimiento a la Medicina rural y a quienes en ella trabajan, y demuestra la capacidad de sus profesionales de innovación y mejora continua. El trabajo premiado de Cristina Margusino “es un ejemplo de lo que significa la Atención Comunitaria, en mayúsculas, a través de una actuación coordinada y compartida de los agentes sanitarios y sociosanitarios, teniendo en su centro al paciente y su familia”.

El trabajo que recibe una mención especial, cuya autora es Ana Bello, destaca la importancia de la educación en autocuidado en una patología tan prevalente como es el dolor crónico. Un importante proyecto de grandes beneficios para los afectados, según ha destacado Armenteros, para quien “ambos trabajos, y el resto que se presentaron, tienen que ser un estímulo para futuras ediciones de este premio”.

Valoración de las premiadas


La ganadora de la I Beca de Medicina Rural Asomega-SEMG es Cristina Margusino. Como médica de Familia y jefa de Servicio en el Centro de Salud Xinzo de Limia, afirma que “el trabajo diario en las zonas del interior de Galicia en ocasiones resulta muy duro. Por ejemplo, la implicación en los cuidados paliativos, la atención domiciliaria, las emergencias, etc. en las zonas rurales donde trabajamos equipos pequeños, con medios escasos, y la soledad también repercute en nuestra tarea asistencial”.

En este sentido, Margusino ha señalado que los profesionales sanitarios, tanto médicos como enfermeros, “asumimos tareas que suponen mucha implicación, incluso emocional”. Cree que se debe dar visibilidad e intentar que no existan desigualdades en los cuidados y la atención a pacientes de zonas muy dispersas. “Las instituciones deben promover la equidad a la atención de la comunidad de las zonas rurales”, concluye.

Por su parte, Ana Bello, médica de Familia del Centro de Salud Paradela, en la provincia de Lugo, ha afirmado “es tremendamente positivo que haya iniciativas de este tipo para incentivar proyectos en áreas de población donde el envejecimiento y la dispersión geográfica pueden fácilmente convertirse en obstáculos”.

Bello cree que se deberían hacer igualmente, sin que haya una convocatoria de un premio, “pero ésto nos ha ayudado a fijar un objetivo concreto, unos plazos y una concurrencia en el tiempo con otros equipos, con otros compañeros, proyectando nuestra labor más allá del término municipal en el que se ubica nuestro radio de trabajo habitual. Sin duda, resulta motivador y ayuda a dinamizar nuestra labor clínica cotidiana, por lo que sería estupendo que esta iniciativa se mantenga en el tiempo e incluso se le sumen otras más”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.