Vacunación Covid: Primaria avala "usar toda la red sanitaria" en la fase 2

Semergen cree que la sanidad pública puede asumir la tarea "duplicando o triplicando esfuerzos"

Lorenzo Armenteros y José Ignacio Peis.
Vacunación Covid: Primaria avala "usar toda la red sanitaria" en la fase 2
mié 20 enero 2021. 13.40H
Todo apunta a que en los próximos días se van a definir los grupos diana de la segunda fase de vacunación de Covid-19, que será bastante distinta a esta primera. Sobre todo para la Atención Primaria. Su implicación será total e inminente una vez lleguen las vacunas a los centros de salud, que por ahora lidian con una tercera ola que está lejos de estar controlada. Con todo, José Ignacio Peis, coordinador del grupo de trabajo de Actividades Preventivas y Salud Pública de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), asegura que están preparados.

Por el momento, Israel es el estado que más población ha vacunado frente al Covid-19. Y lo ha hecho con todos sus recursos santiarios. ¿Sería, por tanto, necesario incluir a los profesionales de la sanidad privada y del ejército en estos planes de vacunación?

DIRECTO | Última hora y novedades del coronavirus Covid-19

"El utilizar toda la red sanitaria, en la medida de lo posible, sería un acierto, independientemente de cuál sea la vinculación con la sanidad pública o privada", indica Lorenzo Armenteros, miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). Eso siempre y cuando tenga las mismas condiciones de equidad y gratuidad

Peis, por su parte, considera que "no hace falta más personal". Al menos a priori. "Si dispusiéramos de vacunas y se viera que es casi imposible vacunar con rapidez, si podemos obtener ayuda de profesionales que estén preparados. No veo ningún problema. Pero hoy por hoy, duplicando o triplicando el esfuerzo, la capacidad de vacunación va a ser elevada", asegura el miembro de Semergen. 

Primaria está preparada para poner vacunas 


"Estamos plenamente prepados para poner la vacuna. El problema es que la logística nos está fallando", asegura aludiendo a la disminución de lotes de las dosis de Pfizer que llegarán la próxima semana. "Pero son problemas logísticos. La maquinaria está preparda y engrasada. Estamos deseando tener vacunas para ponerlas", añade Peis.

Y de disponer de ellas, vaticina que "se puede llegar a inmunizar a las personas de más de 60 años antes del verano". "La Atención Primaria es rápida vacunando. Ponemos 2,4 millones de vacunas de la gripe en dos o tres meses. Es fácil, aunque quizá sí que es necesario que el personal haga más esfuerzo", añade. Sobre todo en su comunidad autónoma, Andalucía, donde explica que se está ultimando un plan piloto para vacunar 24 horas al día los siete días de la semana


"El problema es que la logística está fallando"


Lorenzo Armenteros explica que aún desconocen cómo va a ser el papel de la Atención Primaria ya que siguen sin conocer la estrategia para esta segunda fase de la vacunación. "Pero lo va a jugar con la voluntad máxima de ayudar a erradicar la enfermedad". Eso sí, critica que "con las mismas carencias que ha tenido en la pandemia como consecuencia de una situación que se arrastra desde años atrás".

Por eso, el miembro de la SEMG considera que para que se utilicen todos los centros de salud del sistema sanitario hay que dotarlos de las condiciones adecuadas. Por ejemplo, restándoles tareas burocráticas que les llevan demasiado del tiempo que no les sobra. Y pide que se les tenga en consideración para valorar la organización de esta estrategia por ser parte fundamental del engranaje del sistema. 

La tercera ola de la pandemia está siendo diferente 


Mientras llegan y no las vacunas, los centros de salud lidian con esta tercera ola que es "menos letal, pero muy contagiosa". "La tercera ola es muy problemática en cuanto estudio de contactos y convivientes, aunque los rastreadores están más acotumbrados y disponemos de más test, por lo que el estudio está siendo más elevado", asegura Peis, que lamenta la falta de concienciación de la población a la hora de respetar los 10 días de cuarentena en caso de contacto estrecho si cuentan con una prueba negativa. 

"Ahora conocemos mucho más de la enfermedad y la sabemos controlar de manera concreta. Tenemos más capacidad de asumirla no por poseer más medios, sino por tener más conocimiento", explica por su parte Armenteros.

"Y hemos tenido muchísima suerte de que la gripe esté siendo inexistente. Eso nos ha dejado un gran margen de capacidad de trabajar para este tipo de pacientes", concluye. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.