Redacción Médica
23 de octubre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 21:30
Especialidades > Medicina de Familia

Cada médico de Familia tiene a su cargo a 365 pacientes crónicos en España

La estadística de Eurostat revela que el porcentaje de población con enfermedades de larga duración ha subido 3 puntos

España es el decimocuarto país de los 28 de la UE con mayor tasa de cronicidad.
Cada médico de Familia tiene a su cargo a 365 pacientes crónicos en España
Redacción
Domingo, 03 de diciembre de 2017, a las 12:30
España se sitúa como el decimocuarto país en porcentaje de pacientes crónicos de la Unión Europea, con un 32,7% de las personas mayores de 16 años con problemas de salud a largo plazo, tal y como se desprende la última estadística, referente a 2015, publicada por la agencia Eurostat.

La cifra supone que unos 12,74 millones de personas eran consideradas pacientes crónicos a 31 de diciembre de 2015, lo que a su vez implica que cada uno de los 34.888 médicos de Atención Primaria atendía a 365 personas ese año. Asimismo, por cada internista en España (5.570 en aquel momento) había 2.287 pacientes crónicos.

Por otra parte, la zona de los Balcanes tiene el menor porcentaje de pacientes crónicos del continente. Macedonia, con una incidencia del 15,6 por ciento y Montenegro, con un 16,4 por ciento, son los países en cabeza, mientras que Finlandia (46,4 por ciento) y Estonia (46,1 por ciento) cierran la tabla.

Sorprende especialmente que, en el caso de España, el porcentaje de pacientes crónicos se concentre en las clases medias, mientras que el 20 por ciento de la población con menos ingresos y el 20 por ciento con mayores tengan valores relativamente parecidos.

Así, mientras que en el primer quintil poblacional –el 20 por ciento más pobre- en España un 30,8 por ciento padece alguna enfermedad crónica, en el quinto quintil –el 20 por ciento más rico-, la tasa de incidencia es del 27,4 por ciento. Para el 60 por ciento restante, concentrado en mitad de estos dos extremos, la media es del 35,16 por ciento.

En cualquier caso, el porcentaje de pacientes crónicos se ha disparado en tres puntos –del 29,6 por ciento de 2014 al 32,7 por ciento de 2015-, en la línea seguida desde que en 2011 se registrase un mínimo histórico desde 2004 –cuando empezó a realizarse esta estadística-, con un 22,9 por ciento.