Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Especialidades > Medicina de Familia

"La pastilla casi nunca es la mejor solución en los trastornos del sueño"

SAHS y síndrome de piernas inquietas son los principales causantes del insomnio crónico

Fernando Gonçalves, miembro del Grupo de Salud Mental de SEMG.
"La pastilla casi nunca es la mejor solución en los trastornos del sueño"
Marcos Domínguez
Miguel Fernández de Vega
Viernes, 01 de junio de 2018, a las 14:20
Entre un 15 y un 35 por ciento de la población española duerme poco o mal. El insomnio no es una enfermedad como tal pero puede causar problemas fisiológicos y un descenso más que notable en la calidad de vida.

Fernando Gonçalves destaca la necesidad de individualizar el tratamiento del insomnio.

Un 20 por ciento de los que padecen insomnio se automedica y solo acuden al médico cuando el problema se ha cronificado y es más difícil de contener. Por eso, Fernando Gonçalves, miembro del Grupo de Salud Mental de SEMG, advierte de que hay que conocer primero el trastorno y diagnosticarlo, y elegir un tratamiento, en la mayoría de las veces, no farmacológico.

“La pastilla casi nunca es la mejor solucion en los trastornos del sueño”, explica en el marco del XXV Congreso Nacional de Medicina General y de Familia, que se celebra estos días en Valencia. “El sueño no se soluciona a base de pastillas”.

Los malos hábitos del sueño (ver televisión y utilizar pantallas móviles hasta altas horas, por ejemplo) son causantes de buena parte del insomnio y su tratamiento con medicamentos está contraindicado.

Insomnio crónico y síndrome de piernas inquietas

De la gente que padece problemas del sueño, hay un 10 por ciento que presenta insomnio crónico. De esta población, la mitad se debe al síndrome de piernas inquietas que, junto con el síndrome de apnea e hipopnea del sueño son las patologías más frecuentes causantes de estos trastornos.

Fernando Gonçalves.

Se trata de enfermedades frecuentes y perfectamente tratables. En el caso de las piernas inquietas, se trata de cuadros infradiagnosticados e infratratados que “tienen fácil solución” con medicamentos no costosos.

Los hipnóticos, contraindicados

En el caso del síndrome de apnea e hipopnea del sueño, suele ser una consecuencia de otros problemas como la obesidad y tiene efectos fisiológicos (en la presión arterial, frecuencia cardiaca, etc.) que pueden llegar a ser graves.

En este caso, el tratamiento se produce con medios físicos, el conocido como CPAP. Pero advierte del riesgo de la automedicación y el diagnóstico no correcto: “En estas personas, los medicamentos hipnóticos están contraindicados”.

Temperatura de la habitación favorable al sueño

Gonçalves incide en que el médico debe conocer correctamente las causas del trastorno del sueño para poder tratar en consecuencia.

En general, si no hay detrás una patología como las mencionadas (u otras más graves, como el insomnio fatal familiar, cuando personas de una familia a partir de los 40-45 años dejan de dormir, con gran mortalidad a corto plazo), se puede tratar con buenos hábitos, como la temperatura de la habitación: entre 16 y 18 grados, no más.