Los centros públicos adaptarán sus instalaciones para afrontar el cambio climático en los próximos 4 años

El programa europeo de eficiencia energética incluye 3 hospitales gallegos


24 sep 2021. 17.00H
SE LEE EN 3 minutos
Tres hospitales públicos de Ourense participarán en un proyecto piloto europeo destinado a mejorar la eficiencia energética y enfrentar los retos que supone el cambio climático. Una iniciativa que, se espera, siente las bases para la adaptación climática de todo el sector sanitario europeo. 

De esta forma, el Hospital Universitario de Ourense y los centros de Verín y O Barco de Valdeorras, remodelarán parte de sus instalaciones de cara a mejorar la resiliencia, por ejemplo, mediante corredores y paredes verdes, la repoblación y la plantación de árboles o sistemas de aprovechamiento de pluviales. ¿El objetivo? Crear una serie herramientas que permitan adaptar las infraestructuras y reducir su huella contaminante.

La idea es que en 2025, se pueda trasladar en forma de estrategia la experiencia de Ourense a todas las infraestructuras sanitarias gallegas, explicaba José Flores, gerente del Sergas. El proyecto, bautizado como Life Resystal, tendrá una duración de 4 años. Tiempo en el que se tratará de desarrollar, demostrar, evaluar y difundir un marco para promover la resiliencia al clima y a los retos que el cambio climático supone a todos los niveles.

"Galicia, a través de las infraestructuras hospitalarias ourensanos, servirá como ejemplo a seguir para conseguir un sistema de salud más y mejor adaptado a las necesidades que impone el cambio climático", destacó Flores, destacando el hecho de que sea el único servicio de salud de España y el único de la Unión Europea junto con el francés que participa en el proyecto.

Más de un millón de euros de presupuesto


El Sergas será el socio que más presupuesto recibirá, más de un millón de euros de los 5,3 millones de financiación que contempla el subprograma Clima (en el área prioritario de adaptación al cambio climático y en el área político de resiliencia de infraestructuras) para el proyecto. 

El Sergas lleva más de diez años inmerso en un proceso de transformación hacia un sistema sanitario sostenible y resiliente, poniendo en marcha iniciativas innovadoras que promueven la sostenibilidad. Así, en el 2019, el Sergas introdujo la Economía circular como modelo de gestión, con el fin de desarrollar un marco de actuación con el que reducir el impacto en medio ambiente el máximo posible, y que se engloba en el plan de actuación mundial iniciado, en 2015, con la Agenda 2030 que coordina Naciones Unidas.

Este año se une además al proyecto europeo Race to Zero de las Naciones Unidas que busca reducir, en diez años, las emisiones de carbono un 60 por ciento de todas sus instalaciones sanitarias.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.