24 de junio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:00
Conocimiento > Ingeniería

Canarias apuesta por la sostenibilidad energética en sus centros de AP

Se ahorran hasta 200.000 euros al año con las medidas aplicadas

Luis Fernando Talavera Martín, director de Ingenierías del Dr. Negrín.
Canarias apuesta por la sostenibilidad energética en sus centros de AP
Redacción
Martes, 05 de junio de 2018, a las 11:40
Canarias ha estado trabajando en los últimos años para dar un salto tecnológico hacia la sostenibilidad, implementando algunas medidas dentro de la renovación de equipos industriales en los centros hospitalarios de todas las islas.

Luis Fernando Talavera Martín, director de Ingenierías del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, ha dirigido una ambiciosa renovación puesta en marcha para incorporar en el centro nuevas maquinarias de producción de energía térmica para producción de frío y calor, que incluyen enfriadoras de tipo industrial, que representan un importante ahorro de costes de funcionamiento de las infraestructuras, estimado por encima del 10 por ciento del consumo total anual por centro sanitario, lo que supone una reducción de unos 200.000 euros por centro y año.

La implantación de tecnología de última generación también redunda en una mejor gestión económica y un mayor cuidado del entorno, reduciendo así la huella ambiental de los hospitales y permitiendo que el ahorro generado por la incorporación de tecnología más eficiente puede destinarse a otros servicios esenciales de la atención sanitaria.

Alto consumo energético

Los centros sanitarios son históricamente uno de los mayores consumidores de energía debido a su actividad elevada y permanente, y a la concentración de servicios y tecnología. Sus instalaciones funcionan las 24 horas al día durante los 365 días al año por el servicio público que realizan a la sociedad. Los costes de energía de un hospital se destinan principalmente a cubrir el funcionamiento de aire acondicionado y refrigeración industrial, agua caliente, iluminación, cocinas, esterilización, equipos de diagnóstico y tratamiento, así como laboratorios y quirófanos.

Los ingenieros hospitalarios contribuyen a la contención de los costes de funcionamiento de las infraestructuras sanitarias a través de la planificación y elección de las tecnologías más eficientes y rentables en el largo plazo: Como ejemplo, la incorporación de enfriadoras industriales de alta eficiencia, con una vida media prevista de entre 10 y 15 años, y con posibilidad de recuperar calor sobrante para abastecer otros servicios de los hospitales, ahorran durante su vida útil el equivalente a varias veces su coste de compra; y maximizan la eficiencia energética de cada centro sanitario.