Zejula, de GSK, mejora la supervivencia en cáncer de ovario

La compañía ha presentado nuevos datos del estudio fase III de este medicamento

Hal Barron, director científico y presidente de I+D de GSK.
Zejula, de GSK, mejora la supervivencia en cáncer de ovario
lun 30 septiembre 2019. 13.10H
GSK ha anunciado los resultados de Prima, el estudio fase III, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo de Zejula (niraparib), como tratamiento de mantenimiento en mujeres con cáncer de ovario en primera línea después de una respuesta a la quimioterapia basada en platino.

El tratamiento con niraparib demostró una reducción del riesgo de progresión de la enfermedad o muerte del 38 por ciento en la población general incluida en el estudio.

El estudio Prima incluyó pacientes en respuesta a un tratamiento de primera línea con quimioterapia basada en platino, incluidas aquellas con alto riesgo de progresión de la enfermedad, una población con una alta necesidad médica no cubierta y no siempre representada en otros estudios de primera línea en cáncer de ovario.

Hal Barron, Chief Scientific Officer and President R&D de GSK explica que "el cáncer de ovario es el octavo cáncer más común en mujeres en todo el mundo y las mujeres con esta enfermedad devastadora tienen una tasa de supervivencia a 5 años menor del 50 por ciento. Prima es un estudio histórico, ya que creemos que estos datos tienen el potencial de cambiar el abordaje del tratamiento en mujeres con cáncer de ovario".

En un análisis intermedio de la supervivencia global (SG), niraparib también demostró una tendencia esperanzadora hacia la mejora de la SG en relación con placebo. Un análisis intermedio preespecificado de la SG favoreció numéricamente niraparib en la población general.

En el subgrupo con deficiencia en la vía de la recombinación homóloga, el 91 por ciento de las mujeres que recibieron niraparib estaban vivas a los 24 meses frente al 85 por ciento de placebo.

Estos datos son aún inmaduros y, por tanto, no confirmatorios. Este análisis intermedio de SG también mostró que el 81 por ciento de las mujeres que recibieron niraparib en el subgrupo sin alteraciones en la vía de la recombinación homóloga estaban vivas a los 24 meses frente al 59 por ciento de las mujeres que recibieron placebo.


Nueva opción de tratamiento


Antonio González, Investigador principal del Prima, ha señalado que “el estudio demuestra la importancia de la terapia de mantenimiento y el beneficio que niraparib ofrece a las mujeres con cáncer de ovario. Creo que la monoterapia con niraparib después de la cirugía y quimioterapia basada en platino podría ser una nueva opción de tratamiento importante para las pacientes".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.