La FDA prepara una revisión rápida de esta candidata y de las otras dos de la compañía contra esta enfermedad

La vacuna contra el VRS en adultos de GSK inicia la fase III de su ensayo
Emmanuel Hanon, Senior Vice President y Head of Vaccines R&D de GSK.


02 mar 2021. 15.20H
SE LEE EN 2 minutos
GSK ha anunciado el comienzo de la fase III de los ensayos de la vacuna candidata contra el virus respiratorio sincitial (VRS) en personas mayores. Este estudio investigará la inmunogenicidad, seguridad, reactogenicidad y la persistencia de los anticuerpos de la candidata a vacuna contra esta enfermedad.

Esta etapa llega después de los resultados positivos que han conseguido las anteriores fases y que han sido compartidos en el Congreso de Enfermedades Infecciones que se celebró el pasado mes de octubre. Desde GSK explican, en nota de prensa, que “a medida que la población mundial envejece, cabe esperar que la morbilidad y la mortalidad causadas por las infecciones respiratorias, incluidas las provocadas por el VRS, aumenten de forma continua. Una vacuna contra el VRS para las personas mayores ayudaría a prevenir la infección primaria y también a preservar la independencia, la salud y la calidad de vida de estas personas”.

Emmanuel Hanon, Senior Vice President y Head of Vaccines R&D de GSK, ha declarado que: “El VRS es una de las necesidades médicas no cubiertas más importantes para las personas mayores, ya que 1 de cada 6 infectadas por el VRS requiere hospitalización2. Gracias a nuestra combinación única de tecnologías, el antígeno F de pre-fusión y nuestro sistema adyuvante patentado, hemos sido capaces de inducir una fuerte respuesta inmunitaria, tanto humoral como celular, hasta alcanzar los niveles que normalmente se observan en adultos más jóvenes”.

La FDA revisará por la vía rápida esta vacuna


Los resultados obtenidos en los ensayos previos mostraron que, un mes después de la vacunación, la vacuna generó un nivel elevado de inmunidad humoral y celular en comparación con el periodo basal, con un aumento de casi 10 veces de los anticuerpos neutralizantes del VRS-A y un aumento de más de 12 veces de los anticuerpos IgG contra la RSVPreF3 en el grupo vacunado.

“Estos resultados ponen de manifiesto que la vacuna puede estimular el sistema inmunitario de las personas mayores para que produzca una concentración de anticuerpos similar a la de los adultos jóvenes, lo cual es crucial para proteger a esta población vulnerable. Además, después de la vacunación, las concentraciones de linfocitos T específicos para el VRS en las personas mayores (que antes de la vacunación eran bajas) alcanzaron unos niveles similares a los observados en los adultos más jóvenes”, apuntan desde la compañía.

Además, la FDA va a revistar por la vía rápida esta vacuna junto a las otras dos desarrolladas por GSK contra el VRS, para mujeres embarazadas y niños.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.