19 nov 2018 | Actualizado: 08:25
lun 06 junio 2016. 17.30H
Redacción
Stekinumab, registrado por Janssen con el nombre de Stelara, contribuye al éxito del tratamiento de la psoriasis, según se ha puesto de manifiesto en el simposio 'Éxito del tratamiento en psoriasis', organizado en el marco del 44 Congreso Nacional de la Academia de Dermatología y Venereología (AEDV).
 
En concreto, el estudio 'Sahara', realizado en España entre 2012 y 2016 con el objetivo de cuantificar y comparar las tasas de retención entre los fármacos sistémicos convencionales y los agentes biológicos en pacientes con psoriasis de moderada a grave de seis o más meses de evolución, muestra que el biológico ustekinumab es el que mayor grado de satisfacción muestra entre los pacientes a un año de tratamiento, comparado con etanercept y adalimumab.
 
Se ha llevado a cabo en consultas hospitalarias de Dermatología y, de en un total de 552 pacientes reclutados a fecha de enero de 2015, para este subanálisis se seleccionaron 169 pacientes que persisten con terapia biológica en seguimiento a un año. Del total de pacientes que habían persistido con el fármaco en el momento del corte para el subanálisis, el porcentaje de aquellos que presentaban un PASI 1 al año fue significativamente mayor para ustekinumab (61,3 por ciento) frente a etanercept (35,7 por ciento) y adalimumab (36,4 por ciento).

Perfil de seguridad estable
 
"La terapia biológica en general, y ustekinumab en particular, ha supuesto una auténtica revolución en el tratamiento de la psoriasis. Lo usamos para tratar esta enfermedad desde 2009 y, más recientemente, para la artritis psoriásica y, durante todo este tiempo, ha demostrado ser un fármaco de éxito dados sus resultados de eficacia y su comodidad. Además, a la contrastada eficacia se une un perfil de seguridad favorable (no se ha demostrado toxicidad órgano específica ni efecto tóxico acumulativo como sucede con la terapia convencional)", ha comentado el doctor del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid,  .
 
Ustekinumab es un anticuerpo monoclonal anti interleucina (IL)-12/23, vía esencial en el desarrollo de la placa de psoriasis. "Ustekinumab se une a una proteína, p40, que comparten ambas interleucinas (IL12 e IL23), bloqueando dicha vía, impidiendo el desarrollo de la enfermedad. Al actuar selectivamente, minimiza los potenciales efectos adversos resultantes de la inhibición de esta vía", ha apostillado el especialista.
 
Asimismo, durante el simposio los expertos han destacado la importancia del control de la inflamación en la enfermedad y aumento de la esperanza de vida: "El bloqueo IL12/23 es una opción válida en el control del paciente inflamatorio, y de cara al futuro primará la necesidad de diseñar una terapéutica individualizada eficaz y segura", ha enfatizado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.