Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Empresas > Industria

Un lote 'español' de Bexsero no supera los controles de fabricación

Los pediatras lamentan la "incapacidad" del fabricante, GSK, para cubrir la demanda

Cristina Henríquez de Luna, presidenta de GSK.
Un lote 'español' de Bexsero no supera los controles de fabricación
Redacción
Jueves, 02 de febrero de 2017, a las 18:40
El retraso en el suministro de Bexsero, la vacuna contra el meningococo B desarrollada por GlaxoSmithKline (GSK), no solo tiene que ver con la demanda del mercado. Según ha revelado el Ministerio de Sanidad, el suministro de uno de los lotes, del cual había unidades destinadas al mercado nacional, está sujeto al resultado favorable de una investigación durante su proceso de fabricación y a unidades de otro lote, también previsto para su distribución en España, que ha sido rechazado tras no pasar los controles establecidos.
 
El departamento precisa que ya ha incluido la vacuna en su listado de medicamentos con problemas de suministro después de que el laboratorio haya informado de problemas técnicos con su fabricación, que se suman a las dificultades de abastecimiento a nivel mundial, también para España, después de que la "fuerte demanda generada" haya superado las estimaciones realizadas por la compañía.
 
En este caso, el laboratorio ha comunicado a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) que durante los primeros meses de este año se va a suministrar a las farmacias "en cantidades inferiores" por problemas de fabricación con dos lotes que iban a distribuirse en España.
 
Sin fecha para restablecer el suministro
 
Fuentes de GSK han precisado que no hay fecha exacta para el restablecimiento del suministro pero están trabajando con las autoridades, profesionales sanitarios y distribuidoras para "gestionar el suministro de esta vacuna de forma eficaz y minimizar el impacto que este retraso pueda ocasionar".
 
El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha lamentado la "incapacidad" mostrada por el fabricante para suministrar las dosis de vacuna necesarias para cubrir la demanda de la población, y creen que "repercute negativamente" en su práctica clínica diaria y en la confianza de las familias ante sus recomendaciones, ya que "les resultará difícil, cuando no imposible, seguir".