Redacción Médica
18 de agosto de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Empresas > Industria

Sanofi facilita todos los datos sobre los riesgos del valproato a Sanidad

El fármaco puede provocar malformaciones en el feto si se continúa con el tratamiento durante el embarazo

Margarita López-Acosta, directora general en España de Sanofi.
Sanofi facilita todos los datos sobre los riesgos del valproato a Sanidad
Pablo Rodríguez
Martes, 24 de julio de 2018, a las 17:25
Sanofi se ha encontrado en varias ocasiones en el ojo del huracán por culpa del valproato, un fármaco antiepiléptico que la farmacéutica vende bajo la marca de Depakine. Este medicamento, de uso habitual en pacientes que sufren este tipo de ataques, tiene una contraindicación muy importante que ya ha provocado importantes revuelos en el pasado, puesto que puede provocar malformaciones en el feto si lo utilizan mujeres embarazadas

Por este motivo, Reino Unido ya prohibió su uso en abril de este año si no se contaba con un plan de prevención de embarazo que incluyese un tratamiento anticonceptivo y pruebas de gestación. Ahora, esas medidas han llegado a España gracias a la propia Sanofi, que ha facilitado al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social todos los datos sobre los riesgos del medicamentos mediante unas guías dirigidas a pacientes y profesionales sanitarios que el departamento de salud ha publicado a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Los documentos recogen el programa de prevención de embarazos para valproato que deben seguir las mujeres en tratamiento. 

"Lamentablemente, la gran mayoría de los fármacos antiepilépticos, no solo el valproato, pueden provocar malformaciones en el feto", explica la compañía en un comunicado en el que subraya las dificultades a la que se enfrentan pacientes y profesionales sanitarios cuando una mujer con epilepsia se queda embarazada: "La interrupción repentina del tratamiento antiepiléptico puede provocar crisis epilépticas imprevistas que podrían poner en riesgo la vida de la paciente y el feto, pero si se continúa con el tratamiento existen riesgos de malformaciones".

De esta manera, a través de estas guías, la farmacéutica pretende que las pacientes y profesionales sanitarios que traten a mujeres con epilepsia estén preparados para afrontar este tipo de dificultades. En primer lugar, con controles estrictos para evitar embarazos indeseados y, por otra parte, facilitando toda la información a las personas con epilepsia que decidan tener un hijo

Sanofi también ha señalado que "siempre ha mostrado una actitud diligente y de total trasparencia en lo que al valproato se refiere", colaborando con administraciones sanitarias, profesionales y pacientes. Asimismo, la compañía recuerda a las pacientes que deben hablar con su médico prescriptor en caso de embarazo o si se quieren quedar embarazadas, de modo que el facultativo pueda actuar en consecuencia.

Riesgos y beneficios


La farmacéutica también ha querido recordar que los tratamientos eficaces "tienen riesgos y beneficios", motivo por el que durante el ciclo de vida del fármaco se evalúa cada cierto tiempo para detectar posibles nuevos efectos secundarios. Y ha subrayado que, pese a las contraindicaciones en embarazadas, el valproato sódico es un medicamento que "ha revolucionado el tratamiento de la epilepsia en el mundo al convertirse en uno de los más eficaces".