18 dic 2018 | Actualizado: 16:15

Sanidad relaciona idelalisib, de Gilead, con microlesiones cerebrales

La Aemps avisa de la notificación de varios casos de leucoencefalopatía multifocal progresiva tras su uso

María Río, directora general de Gilead.
Sanidad relaciona idelalisib, de Gilead, con microlesiones cerebrales
jue 26 abril 2018. 16.30H
Redacción
El Ministerio de Sanidad advierte de que se han hallado casos de leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP) relacionados con el uso de idelalisib, un medicamento que Gilead comercializa con el nombre comercial de Zydelig.
 
La LMP está producida por un virus y, según la literatura, tiene consecuencias, en general, fatales. Se caracteriza por lesiones microscópicas progresivas y múltiples que provocan desmielinización (perdida de mielina) en la sustancia blanca del cerebro y ocurre casi exclusivamente en personas con una deficiencia grave en su sistema inmunitario.
 
“Se han notificado casos de LMP, tras el uso de idelalisib en el contexto de tratamientos inmunosupresores previos o concomitantes que se han asociado con la LMP”, indica, concretamente, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente de Sanidad, en su último boletín.
 
Petición a los médicos
 
Ante esta situación, el órgano dirigido por Belén Crespo ha pedido a los profesionales sanitarios que “consideren la LMP en el diagnóstico diferencial en pacientes con signos o síntomas neurológicos, cognitivos o conductuales, nuevos o que hayan empeorado”.
 
Si existieran sospechas de LMP, “se deben llevar a cabo pruebas diagnósticas apropiadas y suspender el tratamiento hasta que se haya descartado la enfermedad”. Si existiera alguna duda, se debe considerar la derivación a un neurólogo y las medidas diagnósticas apropiadas para LMP, incluida una resonancia magnética preferiblemente con contraste, análisis del líquido cefalorraquídeo para detectar ADN del virus JC y la repetición de evaluaciones neurológicas.
 
Según su prospecto, idelalisib está indicado en combinación con un anticuerpo monoclonal anti-CD20 (rituximab u ofatumumab) para el tratamiento de los pacientes adultos con leucemia linfocítica crónica (LLC) que han recibido al menos un tratamiento anterior o bien como tratamiento de primera línea en presencia de deleción en 17p o mutación de TP53 en pacientes que no son adecuados para recibir ningún otro tratamiento. También se puede emplear en monoterapia para el tratamiento de los pacientes adultos con linfoma folicular refractario a dos líneas de tratamiento anteriores.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.