La farmacéutica ha anunciado que producirá la vacuna contra el Covid-19 de Janssen en el segundo trimestre

Reig Jofre gana 5,7 millones y registra unas ventas de 230 millones (+15%)
El consejero delegado de Reig Jofre, Ignasi Biosca.


26 feb 2021. 11.10H
SE LEE EN 4 minutos
La farmacéutica española Reig Jofre ha presentado este viernes sus resultados correspondientes al año 2020. En ellos se evidencia que el beneficio de la compañía ha sido de 5,7 millones de euros (frente a los 4,9 millones de 2019) y unas ventas de 230 millones de euros (frente a los 200 millones de 2019), lo que supone un crecimiento anual del 15 por ciento en ambos casos.

El último ejercicio de la farmacéutica ha estado marcado por la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19 y su implicación en la fabricación de la vacuna de Janssen, de la que la compañía ha anunciado que iniciará en el segundo trimestre el arranque operativo de su nueva planta de inyectables estériles, tras una inversión de más de 30 millones.


La unidad de Pharmaceutical Technologies aportó el 48 por ciento de las ventas 


La integración de la nueva cartera de producto Osteoarticular, adquirida en julio de 2019, el crecimiento internacional y la venta de medicamentos esenciales compensaron la pérdida de ingresos en otros productos consecuencia de la crisis del Covid-19, según un comunicado este viernes publicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El Ebitda alcanzó los 26,5 millones de euros, lo que en términos ajustados supondría un crecimiento del 21 por ciento, y las tres divisiones de Reig Jofre presentaron crecimientos positivos en la cifra de ventas, que generaron estrategias de adaptación al nuevo entorno creado por el Covid-10, sin comprometer los proyectos de medio y largo plazo.

La compañía ha explicado que el conjunto de impactos en 2020 derivados del Covid-19 resultó en una ligera caída de las ventas especialmente por el efecto de la reducción de la visita médica y la disminución del consumo de antibióticos orales por la menor incidencia de otras infecciones bacterianas y víricas.

Divisiones


Así, por divisiones, la unidad de Pharmaceutical Technologies aportó el 48 por ciento de las ventas y creció un 12 por ciento, gracias a la fabricación de medicamentos esenciales vinculados a la crisis del Covid-19, principalmente sedantes, analgésicos y relajantes musculares, y a la buena evolución de las ventas a nivel internacional.

La unidad de Specialty Pharmacare creció un 28 por ciento gracias al área terapéutica osteoarticular, que aportó 29 millones de euros de ingresos, mientras que el resto de la división, centrado en dermatología y salud de la mujer, presentó una disminución del 2 por ciento de los ingresos, a causa de la reducción de la visita médica de pacientes que impacta negativamente en el número de nuevas recetas.

Finalmente, la unidad de Consumer Healthcare creció un 7 pro ciento en ventas, ya que la crisis sanitaria ha impulsado el crecimiento de las gamas OTC de desinfección (alcoholes, clorhexidinas, etc.), y ciertas gamas de complementos alimenticios de la marca Forte Pharma orientadas al fortalecimiento del sistema inmune, vitaminas, probióticos y jaleas.

Mercados de inversión


El mercado nacional representó un 45 por ciento de los ingresos y creció un 15 por ciento en el ejercicio de 2020, por el nuevo negocio osteoarticular y favorecido por la demanda de medicamentos esenciales, mientras que el resto de mercados europeos registró un crecimiento del 8 por ciento, en especial en productos inyectables esenciales y en el área osteoarticular.


Las Inversiones en Tecnología y Ampliación de Capacidad realizadas en 2020 ascendieron a 11,8 millones de euros


El resto de países, que en conjunto representan el 13 por ciento de las ventas, presentaron un 44 por ciento de crecimiento en ingresos, procedente principalmente del área de Tecnologías Farmacéuticas.

Las Inversiones en Tecnología y Ampliación de Capacidad realizadas en 2020 ascendieron a 11,8 millones de euros, de los cuales 5,5 millones corresponden al tramo final de inversión en la Planta de Barcelona, que iniciará sus operaciones en el segundo trimestre 2021.

Asimismo, invirtió 3,9 millones en proyectos de I+D y la financiación de las inversiones en tecnología y de los pagos por la compra del nuevo negocio llevaron la deuda financiera hasta 66,7 millones de euros, frente a 62,8 millones del año anterior.

El ratio Deuda/ebitda se situó en 2,1 veces, un nivel notablemente inferior al 2,7 con el que cerró el año anterior, gracias a la mejora en el Ebitda.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.