El sector revisa la nueva OPR que entrará en vigor en enero y pide mejoras de la norma ante la coyuntura económica

Precios de referencia 2022: presión para una 'congelación' por la inflación
Exterior del Ministerio de Sanidad.


30 nov 2022. 11.30H
SE LEE EN 3 minutos
Esta semana el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha oficializado la actualización de los precios de referencia de los medicamentos en el Sistema Nacional de Salud (SNS), una de las grandes herramientas de ahorro en el gasto farmacéutico español. Una normativa que se pone en marcha cada año y para la que el sector de la industria farmacéutica reclama que se reformule para adecuarse a la situación actual de inflación. Algo que también quiere que se incluya en la nueva Ley de Garantías, que precisamente prevé reformular este sistema. 

Precisamente, adaptarse a la inflación es una de las peticiones de la Asociación Española de Medicamentos Biosimilares (Biosim) a la nueva orden de precios de referencia (OPR) 2022, que entrará en vigor en enero y cuya novedad del año es que se crean 30 nuevos conjuntos, la mayoría relativos a fármacos de uso hospitalario. 

"Nos hallamos en una situación de inflación sin precedente en las décadas más recientes, y el sector farmacéutico, entorno altamente regulado en materia de fijación de precios, está sufriendo especialmente los daños de esta coyuntura económica. Así, la revisión de precios a la baja que acomete esta OPR 2022, en las actuales circunstancias económicas tanto de incremento de los costes en industrias electrointensivas (como es el caso de la industria farmacéutica) como de elevado IPC, resulta especialmente gravoso", indica Biosim a Redacción Médica.

Añade que esta situación "pone en riesgo" la continuidad de ciertas presentaciones de medicamentos en la prestación farmacéutica del SNS. "Ello, a su vez, afectaría a los pacientes que verían cómo los fármacos necesarios para el tratamiento de sus patologías dejarían de estar disponibles en España. Esta cuestión no es trivial si tenemos en cuenta que muchos de los medicamentos afectados por la OPR se encuentran en los listados de “medicamentos esenciales” y en el listado de “medicamentos estratégicos”, designados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps)".

Una situación para la que se solicita una "congelación" de los precios para solventar los problemas coyunturales actuales.

En definitiva, Biosim considera que la nueva OPR no ha aprovechado la oportunidad de acercamiento a un sector, el farmacéutico, que no tiene margen de maniobra sobre los precios de sus productos.


El sector farmacéutico revisa la OPR


Por parte de los genéricos, la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg) ha explicado a este medio que está revisando la normativa. Si bien, durante este año ha lanzado algunas peticiones en este sentido, como la urgencia de analizar la exclusión de algunos medicamentos de valor añadido (VAM) del sistema de precios de referencia o el requisito de contar con un proceso de fijación de precios que sea "transparente y conocida por todos los actores participantes".

Por su parte, desde Farmaindustria explican que "es pronto para emitir una opinión" pues las compañías "necesitan tiempo para poder revisar la publicación". Desde la patronal, a lo largo de este año se ha reclamado la salida de los medicamentos estratégicos del Sistema de Precios de Referencia, "pues sufren constantes revisiones a la baja de su precio, lo que puede hacer insostenible su comercialización por parte de las compañías farmacéuticas". 
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.