Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:10
Empresas > Industria

Las farmacéuticas van más allá: así limitarán las invitaciones a congresos

Novartis da el primer paso: solo llevará a citas científicas a médicos que sean participantes activos

Juan López-Belmonte (Rovi), Ángel Fernández (MSD), Martín Sellés (Janssen), Antoni Esteve y Humberto Arnés (Farmaindustria) y Javier Ellena (Lilly).
Las farmacéuticas van más allá: así limitarán las invitaciones a congresos
Viernes, 08 de julio de 2016, a las 18:40
Las nuevas políticas de transparencia puestas en marcha hace solo una semana, con la publicación de los pagos por formación y honorarios a profesionales sanitarios por parte de todos los laboratorios adheridos a la Efpia (la patronal europea del medicamento innovador), ha abierto la puerta a que toda la industria del medicamento se replantee sus relaciones con médicos, enfermeros, farmacéuticos e investigadores.
 

Joe Jiménez, CEO de Novartis. 

El primero que ha dado este paso ha sido Novartis. La multinacional helvética, una de las compañías farmacéuticas que más factura en todo el mundo, ha anunciado que va a cambiar su política de invitaciones a congresos y citas científicas, y solo invitará a aquellos que tengan participación activa en estos encuentros, es decir, aquellos que intervengan como ponentes, autores de un abstract o investigación, etcétera.
 
Esta idea forma parte de un enfoque global con el que la farmacéutica quiere potenciar la asistencia virtual a estas citas, mediante herramientas 'on line'. Y pone de ejemplo a su propia plataforma virtual de conferencias, Vivinda TV, que durante el último Congreso de la Asociación Americana de Oncología Clínica (ASCO) registró 4.600 inscripciones desde 103 países.

A partir de 2017
 
Las medidas se pondrán en marcha a partir de 2017, también en España, según confirman desde la filial nacional de la compañía, que indican que el objetivo de esta nueva política es “asegurar que nuestras prácticas promocionales y actividades comerciales sean consistentes con nuestros principios éticos con todos los países en los que operamos”.
 
Y a Novartis le pueden seguir otras compañías. Según indican fuentes de otras multinacionales consultadas por Redacción Médica, la iniciativa de la casa suiza está siendo analizada varias compañías y se considera “el camino a seguir y el futuro”.
 
Opinan que limitando las invitaciones ‘in vivo’ a congresos se destila cualquier sospecha sobre la actuación de los laboratorios en la formación médica, y ello no tiene por qué conducir a un inferior acceso al conocimiento. “Generar herramientas de asistencia virtual a las citas científicas nos permitiría incluso multiplicar los participantes a distancia en ellas”, indican, y no niegan que una medida como esta también supondrá una alivio para sus bolsillos. “Llevar a un médico a ASCO puede costar más de 2.000 euros. Esta fórmula también nos permite reducir estos costos”.