La FDA aprueba Onureg (BMS), terapia oral para leucemia mieloide aguda

Está destinado a pacientes que han alcanzado una primera remisión completa (RC) o RC con recuperación incompleta

Giovanni Caforio, CEO de BMS.
La FDA aprueba Onureg (BMS), terapia oral para leucemia mieloide aguda
lun 14 septiembre 2020. 12.40H
Bristol Myers Squibb (NYSE: BMY) ha anunciado que la Food and Drug Administration (FDA) de EE.UU. ha aprobado Onureg (azacitidina 300 mg comprimidos, CC-486) para el tratamiento continuo de pacientes adultos con leucemia mieloide aguda (LMA) que han alcanzado una primera remisión completa (RC) o RC con recuperación incompleta del recuento de células sanguíneas (RCi) tras recibir un tratamiento de inducción intensivo con quimioterapia y que no son capaces de recibir en su totalidad un tratamiento intensivo curativo. La LMA es una de las leucemias agudas más frecuentes en los adultos.

La aprobación se ha basado en los resultados del estudio pivotal fase 3 QUAZAR AML-001, en el que el tratamiento con azacitidina comprimidos dio lugar a una mejora estadística y clínicamente significativa de la variable principal del estudio: la supervivencia global (SG), con una diferencia de casi 10 meses en comparación con placebo. La mediana de la SG desde el momento de la aleatorización fue mayor de dos años (24,7 meses; intervalo de confianza [IC] del 95%: 18,7-30,5) en los pacientes que recibieron azacitidina comprimidos, en comparación con 14,8 meses (IC del 95%: 11,7-17,6) en los pacientes que recibieron placebo (cociente de riesgo [CR]: 0,69, IC del 95%: 0,55-0,86; p=0,0009).

El tratamiento con azacitidina comprimidos se mantuvo hasta que la enfermedad progresó o hasta toxicidad inaceptable. Se advierte y se ha de tener precaución en los riesgos que tiene Onureg de ser sustituido por otros productos con azacitidina, mielosupresión, aumento de la mortalidad temprana en pacientes con síndromes mielodisplásicos (SMD) y toxicidad para el embrión y para el feto.

Debido a las considerables diferencias entre sus parámetros farmacocinéticos, no debe sustituirse por azacitidina intravenosa o subcutánea porque dicha sustitución puede causar una reacción adversa fatal. El 49% y el 22% de los pacientes que recibieron azacitidina comprimidos presentaron neutropenia y trombocitopenia de grados 3 o 4 nuevas o empeoramiento de las ya existentes, respectivamente. El 12% de los pacientes presentaron neutropenia febril. Se debe monitorizar el hemograma completo, se debe modificar la dosis según lo recomendado y se deben prestar los cuidados de apoyo habituales si se produce una mielosupresión.

El reclutamiento de pacientes se suspendió prematuramente en el estudio AZA-MDS-003 debido a una mayor incidencia de reacciones adversas tempranas fatales y/o reacciones adversas graves en el grupo de azacitidina comprimidos que en el grupo placebo. No se recomienda tratar los SMD con azacitidina comprimidos fuera de los ensayos controlados. Azacitidina comprimidos puede causar daños al feto si se administra a una mujer embarazada.

“El tratamiento continuo con Onureg mejoró la supervivencia global en adultos con LMA que habían alcanzado la primera remisión completa en el estudio QUAZAR AML-001 y, en particular, tiene el potencial de hacerlo de manera cómoda, ya que se administra por vía oral una vez al día”, señaló Andrew Wei, MBBS, Ph.D., investigador principal del estudio QUAZAR AML-001, que trabaja en el Hospital Alfred y la Universidad Monash de Melbourne (Australia). “Esta aprobación debería ayudar a establecer el tratamiento continuo con azacitidina comprimidos como un componente habitual del tratamiento de la LMA para los adultos que han alcanzado la primera remisión completa después de recibir quimioterapia y que no pueden recibir un tratamiento invasivo curativo posterior, como un trasplante de células madre hematopoyéticas”.

“La aprobación de Onureg por parte de la FDA constituye la culminación de más de una década de investigación y de 13 ensayos preclínicos y clínicos. Agradecemos a los pacientes, a sus familiares y a sus cuidadores que han participado y han apoyado estos ensayos y que en última instancia son los que han hecho posible el logro conseguido hoy”, dijo Giovanni Caforio, presidente y consejero delegado de Bristol Myers Squibb. “Este hito es representativo de nuestro compromiso de ayudar a los pacientes con cánceres difíciles de tratar a que vivan más tiempo y la aprobación de azacitidina comprimidos como tratamiento oral para los pacientes es más relevante ahora que nunca debido a la pandemia mundial del COVID-19.

La FDA revisó la solicitud de autorización de comercialización de fármaco nuevo mediante el procedimiento de Revisión Prioritaria y la Agencia Europea del Medicamento validó la solicitud de autorización de comercialización para esta indicación en mayo de 2020.

Resultados del ensayo fundamental QUAZAR AML-001


La aprobación de Onureg por parte de la FDA se ha basado en los datos del ensayo QUAZAR AML-001, un estudio de fase 3, internacional, aleatorizado y doble ciego. Los pacientes candidatos tenían 55 años de edad o más, diagnosticados de LMA, habían alcanzado la primera RC o una RCi a los cuatro meses o menos de recibir tratamiento de inducción intensivo con quimioterapia con o sin tratamiento de consolidación (según la preferencia del investigador antes de entrar en el estudio) y no eran candidatos a un trasplante de células madre hematopoyéticas (TCMH) en el momento de la selección.

En el estudio participaron 472 pacientes a los que se les aleatorizó en una proporción de 1:1 para recibir 300 mg de azacitidina comprimidos (n=238) o placebo (n=234) por vía oral una vez al día durante 14 días de un ciclo de 28 días, además de mejor tratamiento de soporte.

Los resultados demostraron que el tratamiento continuo con Onureg mejoró significativamente la SG en los pacientes con LMA en remisión en comparación con placebo, estableciendo así a azacitidina comprimidos como una nueva opción de tratamiento continuo para los pacientes que no son candidatos a recibir en su totalidad un tratamiento intensivo curativo, como un TCMH.

La mediana de la SG, variable principal, desde el momento de la aleatorización fue mayor de dos años (24,7 meses; IC del 95%: 18,7-30,5) en los pacientes del grupo de azacitidina comprimidos, en comparación con 14,8 meses en los pacientes del grupo placebo (CR: 0,69, IC del 95%: 0,55-0,86; p=0,0009). Un análisis de subgrupos mostró que la mejora de la SG fue la misma en los pacientes con RC o con RCi. La mediana de la duración del tratamiento fue de 12 ciclos (1-82) con Onureg® 1 y de 6 ciclos (1-76) con placebo.2

Se produjeron reacciones adversas graves en el 15% de los pacientes que recibieron azacitidina comprimidos. Las reacciones adversas graves ocurridas en ≥2% de los pacientes que recibieron azacitidina comprimidos fueron neumonía (8%) y neutropenia febril (7%).

Se produjo una reacción adversa mortal (sepsis) en un paciente que recibió azacitidina comprimidos. Las reacciones adversas más frecuentes ocurridas con Onureg®  y placebo, respectivamente, fueron náuseas (65%, 24%), vómitos (60%, 10%), diarrea (50%, 21%), fatiga/astenia (44%, 25%), estreñimiento (39%, 24%), neumonía (27%, 17%), dolor abdominal (22%, 13%), artralgia (14%, 10%), disminución del apetito (13%, 6%), neutropenia febril (12%, 8%), mareos (11%, 9%) y dolor en las extremidades (11%, 5%). El 8% de los pacientes que recibieron azacitidina comprimidos suspendieron permanentemente el tratamiento debido a una reacción adversa.

Los resultados del ensayo QUAZAR AML-001 se presentaron por primera vez en el congreso anual de la Sociedad Americana de Hematología (ASH) celebrado en diciembre de 2019.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.