Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Empresas > Industria

Inmunoterapia mejora la supervivencia en melanoma metastásico

El tratamiento de inmunoterapia con combinación de fármacos es mucho más eficaz

James Caforio, consejero delegado de Bristol Myers-Squibb.
Inmunoterapia mejora la supervivencia en melanoma metastásico
Redacción
Jueves, 30 de junio de 2016, a las 18:55
Bristol-Myers Squibb (BMS) ha reunido en Barcelona a numerosos en el simposio ‘Talks: Dando Voz a la Experiencia Clínica en Melanoma’ con el objetivo de revisar las novedades en el tratamiento de los pacientes con melanoma metastásico y analizar las guías europeas y nacionales acerca del abordaje terapéutico de estos pacientes.
 
El mayor impacto alcanzado en términos de supervivencia de los pacientes con melanoma metastásico, actualmente viene de la mano de la inmunoterapia. Así lo ha señalado Salvador Martín Algarra, oncólogo de la Clínica Universidad de Navarra: “Desde 2010 estamos asistiendo a una serie de avances en el tratamiento de pacientes con melanoma metastásico que han cambiado radicalmente su abordaje, que estaba estancado desde los años 70 en la quimioterapia. La inmunoterapia es uno de estos nuevos abordajes terapéuticos”.
 
Estas nuevas terapias hacen que el propio sistema inmune del paciente actúe contra el tumor, estimulando sus defensas para que intervengan contra las células tumorales y combatan el cáncer, mejorando así la calidad de vida y supervivencia a largo plazo del paciente. Estos resultados son extraordinariamente relevantes ya que, según Martín Algarra, “actualmente, se diagnostican en España cerca de 1000 nuevos casos al año de melanoma metastásico.
 
Esta enfermedad hasta hace poco no contaba “con unas opciones de tratamiento satisfactorias en cuanto a supervivencia a largo plazo”, ha apuntado. Por eso, considera que “la inmunoterapia supone un gran avance en la supervivencia de los pacientes” ya que, según los últimos datos de melanoma metastásico,  “se ha  pasado de una supervivencia de aproximadamente un 8% a un 35% a 5 años con nivolumab”.
 
En el caso de melanoma, “prácticamente dobla la posibilidad de estar vivo. Además, produce este efecto con una toxicidad, muy inferior a la de la quimioterapia”, ha afirmado Alfonso Berrocal, jefe de sección del servicio de Oncología del Hospital General Universitario de Valencia.
 
Nuevo abordaje
 
Durante la jornada se ha profundizado en el abordaje de los pacientes conocidos como ‘wild type’. Tal y como ha explicado Berrocal, “denominamos ‘wild type’ al paciente que no tiene la mutación genética (60% de ellos) y llamamos mutado al paciente que sí que tiene esta mutación (40%). Se trata de una terminología genética, en función de la presencia o no de la mutación”.
 
Este especialista ha aclarado que “hasta ahora los abordajes que teníamos para el paciente con enfermedades ‘wild type’ eran las inmunoterapias en monoterapia, sin combinación de fármacos. Desde hace aproximadamente un año, se están presentando resultados de la inmunoterapia en combinación que son mucho más favorables que con monoterapia.
 
Es de esperar que la combinación de fármacos de inmunoterapia, recientemente aprobado por la Agencia Europea de Medicamentos, vaya a ser la opción más recomendable para los pacientes ‘wild type’ ya que se obtienen unos resultados superiores al tratamiento en monoterapia”.
 
Respecto a los pacientes con mutaciones, en torno al 50% de los pacientes con melanoma sufre una mutación en el gen llamado BRAF, mutación V600E. Este hecho, está relacionado con la progresión del melanoma a partir de las células pigmento localizadas en la piel.  En esta línea, en la reunión se destacó que los especialistas deben identificar la presencia de mutaciones de BRAF en pacientes con melanoma metastásico para predecir la respuesta que experimentarán a los inhibidores.
 
El Dr. Berrocal destacó que “tradicionalmente, la mayoría de los pacientes que sufren este tipo de cáncer desarrollaban mecanismos de resistencia al tratamiento a los pocos meses de iniciarlo. Sin embargo, gracias a la inmunoterapia, la supervivencia de estos pacientes se ha visto claramente prolongada”.
 
En relación a las nuevas recomendaciones europeas, el Dr. Berrocal ha destacado que “incorporan una nueva opción de tratamiento combinado, que se va a poder ofrecer, de entrada, para los pacientes ‘wild type’ y será una opción de tratamiento a escoger para los pacientes que tienen una mutación de verdad”.