Hepatitis C: tratamiento simplificado en poblaciones de alta prevalencia

En una jornada organizada por Gilead, especialistas en adicciones inciden en la búsqueda activa de personas de riesgo

María Río, directora general de Gilead España.
Hepatitis C: tratamiento simplificado en poblaciones de alta prevalencia
mié 25 noviembre 2020. 13.20H
La infección por el virus de la hepatitis C, a pesar de la pandemia por el Covid-19, continúa siendo un problema sanitario tanto en el mundo como en España. Según la ‘Guía de Cribado para la infección por el Virus de la hepatitis C’ publicada por el Ministerio de Sanidad, la prevalencia del virus C es muy elevada en personas que consumen drogas inyectadas y más del 80% de los pacientes con esta infección tienen antecedentes de exposiciones de riesgo para la transmisión.

En este sentido, Rocío Molina, médico del Centro de Atención a las Adicciones ‘Arganzuela’ de Madrid ha apuntado, durante su intervención en el simposio “Importancia del diagnóstico de la hepatitis C en tiempos de Covid-19” patrocinado por Gilead Sciences, que “la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública nos ampara ante la necesidad de realizar una búsqueda activa de personas con exposición y situaciones de riesgo”.

En la actualidad, en España se han tratado más de 135.000 pacientes con esta infección, pero se calcula que hay cerca de 75.000 personas infectadas, de las que más de 22.000 no estarían diagnosticadas. Por tanto, el cribado de la hepatitis C en poblaciones que consumen sustancias debe ser un tema prioritario, tal y como ha destacado Miriam Álvarez, médico del Centro de Atención a las Drogodependencias ‘Rivera del Tinto’ de Palos de la Frontera en Huelva, “dada complejidad de la enfermedad, en donde las manifestaciones hepáticas o extrahepáticas confluyen con otras patologías, psiquiátricas o infecciosas, y con la propia idiosincrasia del paciente, como su estilo de vida, la falta de adherencia al tratamiento o la negación de la propia enfermedad”.

Igualmente, durante este simposio celebrado en el marco del XXII Congreso de Patología Dual, se han resaltado la necesidad de facilitar para este tipo de pacientes una buena adherencia terapéutica, con tratamientos cuya administración sea lo más simple posible y mínimas interacciones. “La mayoría de las enfermedades psiquiátricas y, sobre todo, los trastornos por consumo de sustancias son enfermedades crónicas con tendencia a la recaída y en las que el objetivo principal es mantener al paciente estable, asintomático y con la mejor calidad de vida el máximo tiempo posible” ha explicado Marta Torrens, directora del Proceso de Adicciones del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar de Barcelona.


El 60% de consumidores tiene comorbilidades psiquiátricas


Asimismo, Torrens ha alertado de que “alrededor del 60% de pacientes consumidores de drogas presentan comorbilidades psiquiátricas; por lo que cuando necesitan un nuevo tratamiento por una nueva enfermedad, como es el virus de la hepatitis C, debemos tener en cuenta cual es el mejor tratamiento disponible que interaccione el mínimo posible con el tratamiento crónico que está llevando a cabo”.

En cuanto al manejo del paciente con patología dual, asimismo, es importante que los médicos de diferentes especialidades responsables del paciente tengan una fluida interacción entre ellos para tomar las decisiones terapéuticas más adecuadas. En este sentido, para la estratificación del daño hepático, sobre todo en hepatitis C, hepatitis B e hígado graso de los pacientes, Antonio Olveira, especialista del Servicio de Digestivo del Hospital Universitario La Paz de Madrid, ha señalado que “los índices serológicos son herramientas altamente fiables y no invasivas basadas en fórmulas matemáticas que combinan diversos resultados analíticos. Además, por su sencillez, accesibilidad, reproducibilidad y bajo coste, deben de formar parte de la práctica diaria del médico que atiende a pacientes con problemas hepáticos”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.