12 dic 2018 | Actualizado: 21:10

Gilead apunta a la clave para eliminar la hepatitis C en 2021

El plan nacional para el tratamiento de esta enfermedad prevé su eliminación en tal fecha

María Río, directora general de Gilead Sciences.
Gilead apunta a la clave para eliminar la hepatitis C en 2021
mar 04 diciembre 2018. 17.25H
La farmacéutica Gilead Sciences ha organizado Hepycure, una jornada donde ha puesto el foco en la importancia que tiene el diagnóstico precoz de la hepatitis C para conseguir el objetivo que se propuso el Plan Estratégico para el Tratamiento de esta patalogía, que se propuso su eliminación total para 2021. Desde que en 2015 se puso en marcha en España dicho plan nacional, ya se han tratado más de 117.000 pacientes, convirtiéndose en el líder europeo en este aspecto. 

Durante la jornada se destacó la importancia de priorizar la identificación de pacientes no diagnosticados y continuar el ritmo de tratamiento de los últimos años. Los expertos consideran que quedan unos 150.000 pacientes por diagnosticar y tratar en España, por lo que sería aconsejable la implantación de políticas de cribado, así como la coordinación multidisciplinar entre los distintos niveles asistenciales (atención especializada, primaria, adicciones, prisiones, etc.).

Una enfermedad con cura



En España quedan 150.000 pacientes por diagnosticar, por lo que Gilead propone políticas de cribado


Para Carmen Álvarez Navascúes, “el principal mensaje que debemos transmitir es que la hepatitis C se puede curar. Actualmente disponemos de tratamientos pangenotípicos que, con pautas sencillas y muy bien toleradas, alcanzan tasas de curación cercanas al 100 por ciento. Todos los pacientes con infección activa por VHC son candidatos a recibir estos tratamientos y gracias a ellos estamos en condiciones de lograr el objetivo de eliminar la hepatitis C en España en el año 2021”.

Uno de los retos que se plantea el plan en la actualidad es la eliminación del virus en la población reclusa. Los datos más recientes señalan que la prevalencia de la enfermedad en la población reclusa roza el 14,8 por ciento en prisiones administradas por el Ministerio del Interior. Es por ello vital poder detectar y tratar a tiempo a los enfermos con el virus y evitar de esta forma nuevos contagios.

La hepatitis C ha sido la séptima causa de muerte a nivel mundial desde finales de los años 80, pero gracias a la aparición de los nuevos antivirales de acción directa (AAD) y al compromiso y las innovaciones llevadas a cabo en esta área, se está labrando una exitosa senda hacia su eliminación. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.