Los galardones, organizados junto a Vifor Pharma, reconocen la calidad en la gestión de las transfusiones de sangre

El Clínic, García Orcoyen y Marina Salud, ganadores de los V Premios MAPBM
Acto de entrega de los V Premios MAPBM


12 may 2022. 17.00H
SE LEE EN 6 minutos
En el marco de la reunión anual de los hospitales participantes en el proyecto Maturity Assessment Model in Patient Blood Management (MAPBM), celebrada este jueves en Madrid, se han entregado los V Premios MAPBM, organizados por el propio Grupo de Investigación MAPBM y Vifor Pharma. Se han concedido tres premios para los mejores hospitales en las tres categorías establecidas:

Premio: Hospital sin Cirugía Cardiaca con mejores resultados en el índice MAPBM
  • Ganador: Hospital García Orcoyen de Estella (Navarra)
  • Finalistas: Hospital de Sant Joan Despí Moisès Broggi y Hospital Marina Salud de Dénia.
Premio: Hospital con Cirugía Cardiaca con mejores resultados en el índice MAPBM
  • Ganador: Hospital Clínic de Barcelona
  • Finalistas: Hospital Universitario de Torrejón y Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
Premio: Hospital con mayor incremento anual en el índice MAPBM
  • Ganador: Hospital Marina Salud de Dénia
  • Finalistas: Hospital García Orcoyen de Estella y Hospital Universitari de Girona Dr Josep Trueta.
El sistema de valoración se basa en el que establece el propio modelo de evaluación MAPBM, compuesto por indicadores objetivos de resultado, proceso y estructura, y está salvaguardado por un Comité Técnico de Expertos independiente. Los premiados son los que, según los resultados obtenidos en 2021, presentan los mejores índices de calidad en el manejo médico y quirúrgico de las transfusiones de sangre y obtienen mejores resultados en salud.

Antonio Charrua, director general de Vifor Pharma, ha explicado que “el objetivo de estos premios es reconocer el buen hacer de los centros que han apostado por un sistema de gestión de la sangre con el que se obtienen mejores resultados en salud y se incrementa la seguridad de los pacientes. Hay mucha evidencia científica que así lo demuestra. Un Proyecto que, además, contribuye a la sostenibilidad de sistema en general, y especialmente en el ámbito local y autonómico”.

Los resultados constatan que la optimización en la gestión de las transfusiones de sangre en procesos quirúrgicos mejora el posoperatorio y reduce la mortalidad. Como ha recordado la doctora Elvira Bisbe, directora y coordinadora del Proyecto MAPBM y anestesióloga del Hospital del Mar de Barcelona, la transfusión sanguínea es uno de los tratamientos con una mayor utilización, pese a que se asocie a complicaciones potenciales tan importantes como la infección intrahospitalaria, que empeora la evolución del paciente, alarga su estancia e, incluso, incrementa la mortalidad en ciertos subgrupos. Así, esta experta recuerda la necesidad de “optimizar y preservar la sangre en los procesos quirúrgicos”.

Hospital García Orcoyen 


El doctor Gabriel Cerdán Rodriguez, anestesiólogo del Hospital García Orcoyen de Estella, explica que la implementación de las estrategias PBM, que empezaron a utilizarse en su centro en 2011, responde a su intención de “ofrecer la mejor atención a nuestros pacientes, disminuir la variabilidad transfusional y promover la formación de nuestros profesionales en este campo”.

Explica que son varios los indicadores de calidad, recogidos en el programa MAPBM y reconocidos internacionalmente por diferentes organizaciones (NICE, WHO), en los que su hospital ha destacado, entre los que se encuentran “la aplicación progresiva y casi universal de los criterios restrictivos de transfusión; una política transfusional unitaria alcanzando cifras superiores a los estándares de calidad recomendados; el tratamiento universal de la anemia y el uso progresivo del ácido tranexámico”.

Este experto, agrega: “Todo ello ha posibilitado eliminar las transfusiones en determinadas intervenciones (artroplastias de rodilla, tratamiento quirúrgico de la neoplasia de colon y recto e histerectomías) y reducirla de forma importante en otras (artroplastias y fracturas de cadera, pacientes obstétricas)”.

Hospital Clínic 


En palabras de la doctora Misericordia Basora, médico especialista del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Clínic de Barcelona, recuerda que en su hospital ya se aplicaban medidas de ahorro de sangre incluso antes de la aparición del concepto PBM. Así, “la dirección del hospital creyó en el proyecto de MAPBM. Siempre ha sido un hospital con vocación de excelencia en la asistencia centrada en el paciente y en la innovación como motor de cambio. El PBM fue incluido como un proyecto en el Plan Estratégico del Hospital Clínic 2016-2020 e impulsado por la Dirección”.

Además, agrega, respecto a los principales indicadores en los que destaca su centro, que “los indicadores de transfusión son importantes, pero son la consecuencia de gestionar bien los tres pilares PBM (la optimización de la Hb preoperatoria de los pacientes, la administración de fármacos antifibrinolíticos y una estrategia de dosificación transfusional individualizada) por cada vez más profesionales, que han tomado conciencia de su importancia”.

“Las mejoras más importantes conseguidas por nuestro centro han sido la detección y tratamiento de la anemia preoperatoria. Por otro lado, la adopción creciente de la dosificación de la transfusión, potenciando las transfusiones de una sola unidad, han tenido un incremento progresivo a lo largo de los años”, concluye la doctora Basora.

Hospital Marina Salud


Por su parte, la doctora Ana Abad, especialista en Hematología y Hemoterapia del Hospital Marina Salud de Dénia, recuerda que su hospital participa en el proyecto MAPBM desde 2015, si bien, la implementación de estas prácticas se inició aproximadamente el año 1998. La dirección de su centro, añade, lleva años tomando iniciativas sobre el manejo de la anemia y transfusiones perioperatorias.

“En nuestro centro se evalúan los indicadores establecidos por el proyecto MAPBM, que nos ha proporcionado una herramienta increíblemente eficaz para la valoración y seguimiento de los diferentes indicadores no solo en los tres pilares PBM, sino también de la estructura y gobernanza del centro, de los resultados en las tasas transfusionales y, además, de la estancia media y de la mortalidad relacionada con la transfusión”, apunta la doctora Abad. Argumenta que “la evaluación y seguimiento de estos indicadores nos permite mejorar con cada edición ya que detectamos las oportunidades de mejora y nos afianzamos en las medidas que nos proporcionan buenos resultados en términos transfusionales”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.