Un artículo repasa los estudios que avalan su seguridad y eficacia desde que se aprobó en agosto de 2020

¿Cómo funciona la vacuna rusa Sputnik V contra el Covid-19?
Vacuna rusa contra el Covid-19.


23 mar 2021. 16.45H
SE LEE EN 3 minutos
Rusia aprobó en agosto de 2020 su primera vacuna contra el coronavirus Covid-19, creada por el Instituto Gamaleya con sede en Moscú, incluso antes de que comenzaran los ensayos de fase III. Aunque este hecho generó polémica en Europa, lo cierto es que a principios de este mes de marzo, el Comité de Medicamentos Humanos de la EMA (CHMP) ha comenzado a revisarla para ver si la autoriza.

Pero, ¿qué se sabe de la vacuna rusa, cuyo nombre invoca intencionalmente la carrera espacial de la década de 1950? Los investigadores de Gamaleya utilizaron virus del resfriado común, optaron por dos vectores de adenovirus diferentes (rAd26 y rAd5) administrados por separado en una primera y segunda dosis, con 21 días de diferencia.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

El uso del mismo adenovirus para las dos dosis podría hacer que el cuerpo desarrolle una respuesta inmunitaria contra el vector y lo destruya cuando se administra la segunda dosis. Dos vectores diferentes reducen la posibilidad de que esto suceda. Según se publica en BMJ, para fabricar la vacuna, los adenovirus se combinan con la proteína de pico SARS-CoV-2, que impulsa al cuerpo a producir una respuesta inmunitaria.


¿La vacuna Covid rusa es segura?


Los resultados de la fase I y II, en 76 participantes de un ensayo abierto, no aleatorio, se publicaron en The Lancet en septiembre. Según el documento, todos los participantes desarrollaron anticuerpos contra el SARS-CoV-2. Además, no se detectaron efectos secundarios graves y la mayoría fueron leves, como dolor en el brazo.

Los datos de fase III provisional se publicaron a principios de febrero de 2021. El doble ciego, aleatorizado, controlado con placebo incluyó a casi 22.000 adultos de 18 años o más reclutados a través de 25 hospitales y clínicas en Moscú entre el 7 de septiembre y 24 de noviembre de 2020. Cada participante recibió ya sea dos dosis de la vacuna, o un placebo, que se administraron con 21 días de diferencia.

Los resultados provisionales (basados en datos hasta ahora de 14.964 participantes en el grupo de la vacuna y 4.902 en el grupo de placebo) indican que tiene una efectividad del 91,6 por ciento, según su capacidad para prevenir infecciones sintomáticas. No hubo casos de Covid-19 moderado o grave en el grupo vacunado al menos 21 días después de la primera dosis. Aproximadamente el 94 por ciento de los efectos secundarios notificados fueron muy leves.


¿Qué otros países vacunan con Sputnik V?


Rusia ha hecho todo lo posible para promover el Sputnik V más allá de sus fronteras, prometiendo que costará menos de 10 dólares (8,4 euros) por dosis para los compradores internacionales.

Asimismo, afirma que ha firmado contratos con más de una docena de fabricantes en diez países para producir un total de 1.400 millones de dosis. En el momento de redactar este artículo, 29 países además de Rusia habían aprobado el Sputnik V para uso de emergencia. Eso incluye a Hungría, el único estado de la UE que lo ha hecho hasta la fecha, aunque la EMA negó los informes en el momento en que estaba revisando la vacuna.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha cuestionado públicamente por qué Rusia está "ofreciendo teóricamente millones y millones de dosis sin progresar lo suficiente en la vacunación de su propia gente". De hecho, se han enviado cientos de miles de dosis a varios países. Además, la Universidad de Oxford y AstraZeneca han puesto en marcha un ensayo que se celebrará en Rusia para evaluar si la combinación de dosis de su vacuna y Sputnik V puede producir más beneficios.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.