La compañía elabora un documento con recomendaciones para cuidar la salud mental ante el Covid-19

Coronavirus: Lundbeck da ocho pautas para hacer frente al confinamiento
Xavier Martí, director general de Lundbeck Iberia.


19 mar 2020. 15.20H
SE LEE EN 2 minutos
La compañía Lundbeck ha elaborado un documento en el que recogen recomendaciones para cuidar la salud mental ante la situación de pandemia y estado de alarma por el coronavirus.

Para ello, ha contado con el asesoramiento de Vicente Gasull, médico de familia y Coordinador del Grupo de Salud Mental de Semergen; Rafael Casquero, médico de familia y psiquiatra, Centro de Salud Las Cortes de Madrid y miembro del Grupo de Salud Mental Semergen; Silvia López Chamón, médico de familia y Secretaria del grupo de Salud Mental Semergen; y Guillermo Lahera, Psiquiatra, Profesor Titular de Psiquiatría de la Universidad de Alcalá e investigador del Cibersam.

Ocho son las recomendaciones generales para mantener una buena salud mental durante las semanas de confinamiento o cuarentena:
  • Mantener la calma
  • Seguir las recomendaciones sanitarias
  • Establecer un plan diario de actividades
  • No dejar los hábitos saludables
  • Mantener el contacto vía telefónica, redes sociales, videoconferencia… con la familia y los amigos
  • Mantenerse informado pero no “infoxicado”
  • Informar de manera responsable a los niños (hijos, hermanos, sobrinos...), con información adaptada a su edad
  • Intentar siempre ser positivo y tratar de canalizar las muchas horas de confinamiento hacia algo altruista y creativo.

Pautas para manejar el estrés y la ansiedad que puede provocar esta situación


Para manejar el estrés y la ansiedad se puede recurrir a técnicas de relajación; comunicarse con los más allegados; llevar a cabo actividades saludables, tanto lúdicas como de actividad física, que ocasionen disfrute y resulten relajantes; hacer ejercicio regularmente; la actividad física libera la tensión psico-física, y mantener rutinas de sueño regulares y llevar una dieta saludable.


Recomendaciones específicas para la tercera edad y pacientes con depresión


El documento también recoge recomendaciones específicas para la tercera edad. Y es que, los ancianos, especialmente aquellos en aislamiento y con deterioro cognitivo/demencia, pueden encontrarse más ansiosos, irritables, estresados, agitados y retraídos durante el brote/cuarentena. Hay que proporcionarles apoyo práctico y emocional a través de su red de apoyo (familias) y profesionales sanitarios.

Si su estado mental lo permite, es conveniente mantenerles informados (disminuye su ansiedad) y ayudarles en las medidas de prevención mediante  instrucciones que deben comunicarse de una forma clara, concisa, respetuosa y paciente.

Por último, Lundbeck también ha recogido recomendaciones concretas para pacientes con depresión y otras enfermedades mentales, para las que es importante que mantengan el cumplimiento del tratamiento, el contacto y la comunicación con su entorno familiar y amigos íntimos y con los recursos sanitarios y sociales. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.