Alertan de un uso excesivo de corticoides orales para tratar el asma grave

Principal conclusión del estudio Levante, impulsado por AstraZeneca, en el que participan 15 hospitales españoles

Ana Pérez, directora médica de AstraZeneca.
Alertan de un uso excesivo de corticoides orales para tratar el asma grave
mié 14 octubre 2020. 12.20H
Los hospitales españoles recurren de "forma excesiva" a la administración de corticoides orales sistémicos (OCS) para el tratamiento del asma grave, con los consiguientes riesgos de efectos adversos asociados al sobreuso de este tipo de fármacos. Esta es la principal conclusión del estudio Levante, impulsado por AstraZeneca, en el que han participado 15 hospitales españoles y que ha evaluado la carga clínica relacionada con la utilización de corticosteroides orales para el tratamiento del asma grave en España.

El objetivo principal del estudio era el de describir y analizar la carga médica de los pacientes con asma grave no controlada en tratamiento estable con dosis altas de corticoides inhalados (ICS-LABA) y del uso frecuente o crónico de corticoides orales sistémicos en España.

Para ello se realizó un seguimiento de seis meses a 89 pacientes Los pacientes fueron distribuidos en dos grupos: mantenimiento, si habían sido tratados de manera continuada con corticoides orales sistémicos durante al menos seis meses y ciclos, si habían recibido al menos dos ciclos con corticoides orales sistémicos durante el año previo a la investigación. Se describieron y analizaron los datos obtenidos durante los 6 meses de estudio, así como los recogidos del año previo.

En la historia previa al estudio, los pacientes analizados habían experimentado una carga médica alta, en lo que a exacerbaciones, hospitalizaciones y visitas a urgencias se refiere, hasta el punto de que casi 9 de cada 10 participantes del estudio habían sufrido al menos 2,3 exacerbaciones graves, el 20 por ciento había tenido que ser hospitalizado más de una vez durante al menos 16 días y casi la mitad de ellos tuvieron que acudir a los servicios de urgencias casi tres veces.

Después de seis meses se observó que los resultados clínicos habían variado poco en relación al año previo, ya que más de la mitad de los pacientes sufrieron más de un episodio de exacerbaciones con un número similar de hospitalizaciones o visitas a urgencias. En este mismo periodo de tiempo, el ocho por ciento estuvieron hospitalizados una media de cinco días y casi el 30 por ciento necesitaron ser atendidos en urgencias en más de una ocasión.


Riesgo de seguridad


Así, como principales conclusiones, el estudio recoge que, basándose en la dosis acumulada, la dosis diaria y la duración de las ciclos, en España se hace un uso excesivo de corticoides orales sistémicos, con el consiguiente riesgo de seguridad que ello conlleva.

En este sentido, Xavier Muñoz, neumólogo del Hospital Universitario Vall d'Hebron y uno de los autores del estudio Levante, destaca, además, que el uso excesivo de este tipo de fármacos “tiene unas implicaciones negativas en dos sentidos: uno, a pesar de su uso, no se consigue controlar las exacerbaciones y los ingresos en urgencias, y dos, aumentan los efectos adversos relacionados con la acción de estos fármacos”.

El estudio también apunta que, independientemente del patrón de prescripción y la frecuencia de uso de los corticoides orales sistémicos, la carga clínica de los pacientes con asma, en términos de exacerbaciones, hospitalizaciones y visitas de urgencia al hospital persiste.


Un seguimiento más exhaustivo y especializado


Muñoz considera que para mejorar la calidad de vida de los pacientes y reducir su carga clínica “se debería hacer una revisión de la toma de estos corticoides en los ciclos. Existe la idea de que en ciclos los corticoides no son tan peligrosos como una pauta continuada, pero lo que realmente importa es la dosis acumulada de corticoides en un periodo de tiempo. Si se hace en más de dos ciclos, los efectos adversos y la carga que representan los corticoides pueden ser igual de importantes que si se tomara en dosis pequeñas de forma fija”.

“Lo esencial es que los casos de asma grave sean derivados a unidades especializadas. Es precisamente donde se van a realizar los diagnósticos más precisos y ajustar los tratamientos de forma más correcta. Y así, reservar el uso de corticoides solamente a los casos en los que no quede otra alternativa”, concluye.

 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.