Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Empresas > Industria

Alectinib, de Roche, reduce un 53% el riesgo de muerte en cáncer de pulmón

Este es el resultado de un ensayo clínico frente a critozinib en tumores no microcíticos con traslocación en el gen ALK

Sandra Horning.
Alectinib, de Roche, reduce un 53% el riesgo de muerte en cáncer de pulmón
Redacción
Miércoles, 07 de junio de 2017, a las 11:40
Alectinib (Alecensa), de Roche, se ha confirmado como una opción de tratamiento en primera línea para los pacientes con cáncer de pulmón ALK positivo después de haber demostrado eficacia en pacientes previamente tratados con crizotinib. Los resultados del estudio fase III ALEX, presentados en la 53 reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO),  muestran que alectinib  redujo en más de la mitad (53 por ciento) el riesgo de progresión o muerte (supervivencia libre de progresión, SLP) frente a crizotinib cuando se administra como tratamiento en primera línea en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) con traslocación en el gen ALK (quinasa del linfoma anaplásico; ALK positivo).
 
En el momento de la evaluación, aún no se había podido alcanzar la mediana de SLP evaluada por los investigadores (objetivo primario del estudio) del grupo tratado con alectinib (95 por ciento CI: 17,7-no alcanzada) frente a los 11,1 meses (95 por ciento CI: 9,1-13,1 meses) en el grupo tratado con crizotinib. La mediana de SLP determinada por un comité de revisión independiente, objetivo secundario, fue de 25,7 meses (95 por ciento CI: 19,9-no alcanzada) entre los que recibieron alectinib frente a los 10,4 meses (95 por ciento CI: 7,7-14,6 meses) que consigue crizotinib (HR=0.50, 95 por ciento CI 0.36–0.70; p<0.0001). El perfil de seguridad de Alectinib fue favorable y consistente con los estudios previos.
 
Según ha señalado Sandra Horning, Chief Medical Officer y máxima responsable de Desarrollo Internacional de Roche, “alectinib redujo el riesgo de progresión de la enfermedad en más de la mitad y también las posibilidades de que el tumor creciera o se diseminara en el cerebro. Cuando esto sucede, los efectos pueden ser devastadores para los pacientes. Estos resultados mejoran de forma significativa los resultados que obtiene el estándar gracias a su capacidad para ampliar el tiempo medio que los pacientes viven sin que la enfermedad empeore, pasando de menos de un año a más de dos. Presentaremos estos datos a todas las autoridades regulatorias”.
 
Según Luis Paz Ares, jefe del Servicio de Oncología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, “con los estudios que han comparado directamente el estándar con un fármaco de nueva generación como alectinib hemos podido confirmar su superioridad tanto en primera como en segunda línea. Ahora para el paciente lo realmente importante es la secuencia en que vamos a ir dando los medicamentos disponibles. Teniendo en cuenta los resultados obtenidos con Alectinib como opción inicial, será difícil que lo dejemos para la segunda línea, particularmente en aquellos pacientes con alto riesgo de enfermedad cerebral”.