Chiesi aborda cuál es el futuro de los tratamientos de estas patologías y la importancia de la formación de los médicos

"Reducir las exacerbaciones de EPOC y asma disminuye el absentismo laboral"
Mario Scuri, jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos de Chiesi; Thomas Eichholtz, jefe de Investigación de la compañía; y Massimo Salvadori, coordinador de la Fundación Chiesi.


02 nov 2022. 08.00H
SE LEE EN 8 minutos
La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y el asma son dos patologías respiratorias que pueden condicionar la vida de los pacientes si no se diagnostican y tratan de forma adecuada. Es por esta razón que la Fundación Chiesi ha llevado a Perú y Guyana su Proyecto Global de Acceso a la Espirometría (GASP), basado en la formación de sanitarios y pacientes. 

Massimo Salvadori, coordinador de la Fundación Chiesi; Mario Scuri, asesor técnico del proyecto GASP y jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos de Chiesi; y Thomas Eichholtz, jefe de Investigación y Desarrollo Global en Chiesi, cuentan en esta entrevista con Redacción Médica cuáles son los principales retos con los que se están encontrando para abordar las enfermedades respiratorias y cómo trabaja la compañía para ello.

Vea aquí la entrevista completa con Massimo Salvadori, Mario Scuri y Thomas Eichholtz.

¿Qué nuevos tratamientos para la EPOC y el asma tiene Chiesi?

Thomas Eichholtz: Tenemos tratamientos de base inhalados y disponemos de un compuesto nuevo en desarrollo clínico en fase tres. Se trata de un inhibidor de la enzima fosfodiesterasas que tiene un mecanismo antiinflamatorio en los pulmones y se puede utilizar en combinación con las otras terapias de base. El objetivo es reducir las exacerbaciones de las personas con estas patologías respiratorias. 

También trabajamos con pacientes con EPOC y bronquiectasia, que es una enfermedad pulmonar crónica. Para ellos tenemos un producto nuevo en fase dos que inhibe la enzima elastasa. Desde Chiesi estamos desarrollando productos para el asma y la EPOC para grupos de pacientes que tienen necesidades particulares que se puedan combinar con los productos de base

Chiesi apuesta por combinar los tratamientos de base del asma y EPOC con los productos desarrollados para necesidades particulares.


¿Cuáles son los principales avances de Chiesi en el ámbito respiratorio? 

Thomas Eichholtz: También trabajamos en la fibrosis quística, la bronquiectasia y la tos crónica. Son patologías respiratorias importantes que no cuentan con los tratamientos adecuados. Para la fibrosis tenemos el primer anticuerpo de nuestra empresa y varios proyectos en fase de investigación.


Eichholtz: "Desde Chiesi no solo trabajamos en EPOC y asma, también en fibrosis quística o tos crónica, entre otros"



¿En qué consiste el Proyecto Global de Acceso a la Espirometría (GASP)?

Massimo Salvadori: Su objetivo es fortalecer un servicio de calidad para el diagnóstico y la cura del asma y la EPOC en países de Latinoamérica. A través de la formación de personal médico se detectan a tiempo estas patologías y se hace un mejor seguimiento de los casos críticos. 

¿Cuáles son las dificultades que se están encontrando en Latinoamérica?

Massimo Salvadori: En Perú hay un problema de altura y de frío que conlleva un aumento de los casos de asma y de EPOC. También hay una exposición a humos tóxicos porque se cocina con el fogón dentro de las casas y los niños suelen ser los principales afectados. No hay un servicio de espirometría que funcione y es difícil diagnosticar los casos.

El principal problema que tenemos es el acceso a los medicamentos. En Perú hay un tratamiento disponible pero es muy caro para la población y muchos no se lo pueden permitir. El sueldo promedio de una enfermera son 800 soles (200 euros), y el tratamiento para el asma o para la EPOC son aproximadamente unos 250 soles, un tercio de este salario.

¿Cómo nació la idea del proyecto GASP? ¿Están consiguiendo sus objetivos?

Massimo Salvadori: Procede de un profesor de la Universidad de Vancouver con el que estamos trabajando desde el 2014. Este profesional desarrolló el modelo que se está implementando en el Hospital de Georgetown en Guyana y nosotros lo trasladamos a Perú.

Hemos reforzado las capacidades y los conocimientos del personal sanitario; así como la formación de los pacientes sobre la importancia de seguir la terapia. Para el asma y la EPOC no hay cura, solo se pueden seguir tratamientos para tener una vida saludable. Otro componente de nuestro proyecto es la labor en información y prevención sobre estas enfermedades, porque la gente en estos países no sabe lo que son.


Scuri: "Si el paciente no usa bien el inhalador, el tratamiento no llega al lugar necesario: los pulmones"



¿Qué importancia tiene que los pacientes sepan utilizar los medicamentos?

Mario Scuri: La capacidad del paciente de utilizar este medicamento es fundamental porque son administrados por inhaladores que tienen que utilizarse de una manera correcta. Si no se usa el inhalador bien, el tratamiento no llega al lugar necesario: los pulmones.

Estas enfermedades se caracterizan por tener muchas exacerbaciones que pueden llevar a los pacientes al hospital. Por lo tanto, hay que controlarlas a través de los tratamientos. 

Reducir las exacerbaciones de asma y EPOC "reduce hospitalizaciones y mejora la calidad de vida de pacientes".


¿En qué medida este proyecto influye en la reducción del absentismo escolar y laboral?

Mario Scuri: Cuando los pacientes se encuentran en el hospital no pueden ir a la escuela ni a trabajar. Reducir las exacerbaciones es el primer objetivo del tratamiento. Si las disminuimos, podemos reducir el número de días que el paciente se encuentra en el hospital y mejorar su calidad de la vida del paciente, que podrá seguir con su día a día.

¿De qué manera se implica la Fundación Chiesi en este proyecto?

Massimo Salvadori: La Fundación Chiesi es el patrocinador de estos proyectos, financiamos directamente las actividades. Tenemos un contrato de colaboración con el Hospital de Georgetown en Guyana y también con el Policlínico Santa Rita en Cusco (Perú).

Como fundación de una empresa farmacéutica también aprovechamos la relación que tenemos con la compañía. Contamos con unos técnicos internos que nos ayudan a definir las intervenciones en los países y tenemos personal que puede hacer formación a nuestros socios. También intentamos poner en contacto a los diferentes actores que trabajan en el tema de las enfermedades respiratorias. Estamos en contacto con la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) Respira Solidaridad para que puedan participar también en el proyecto GASP Perú y puedan encargarse, en parte, de la formación.

El próximo paso del proyecto GASP de Chiesi será instalarse en otros países como Colombia o Bolivia.


¿En qué otros objetivos trabaja la fundación?

Massimo Salvadori: Tenemos el proyecto Neonatal Essential Survival Technology (NEST) en el ámbito de la Neonatología, que se lleva a cabo en África. Es un proyecto bastante parecido al modelo GASP, trabajamos sobre la formación de personal sanitario que trabajan en las Unidades de Cuidados Intensivos para neonatos con patologías. El foco principal son los neonatos prematuros con bajo peso y con complicaciones. Trabajamos sobre todo en países francófonos africanos donde hay un porcentaje de mortalidad infantil muy elevado y donde hay menos profesionales especializados.


Salvadori: "Queremos implantar el proyecto GASP en otros países como Colombia y Bolivia"



¿Cuáles serán los siguientes pasos del proyecto GASP?

Massimo Salvadori: Reforzar nuestra labor que estamos llevando en Guyana y en Perú y crear un centro de referencia donde se puede hacer la espirometría de forma correcta. Asimismo, poner en contacto a diferentes centros de salud para que puedan hacer el seguimiento de los casos críticos de asma y de EPOC.

Por otra parte, vamos a intentar implantar ese modelo en otros países de América Latina, como Colombia o Bolivia. También estamos mirando implantar este modelo en África o en Asia, sobre todo en países donde hay una incidencia muy alta de estas patologías respiratorias y carecen de servicios para diagnosticarlas y curarlas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.