Su presidente y CEO, Javier Hidalgo, analiza en una entrevista los objetivos de la empresa y cómo le afecta la pandemia

"El gran reto de Meiji Pharma Spain es adaptarse al cambio postCovid"
Javier Hidalgo Ortega, presidente y CEO de Meiji Pharma Spain.


01 jun 2021. 09.00H
SE LEE EN 14 minutos
La compañía japonesa Meiji Pharma tiene una importante presencia en España. Desde su sede en Alcalá de Henares exporta medicamentos a países de todo el mundo y también fabrica productos para compañías farmacéuticas con presencia multinacional. Su presidente y CEO, Javier Hidalgo, explica en esta entrevista a Redacción Médica la labor de la compañía en el sector farmacéutico nacional e internacional, los planes del laboratorio a corto y largo plazo, y cómo se ha adaptado a la nueva situación con el coronavirus Covid-19. Además, aborda temas de actualidad como el papel de la industria farmacéutica en esta crisis sanitaria sin precedentes y la polémica con las patentes de las vacunas.

Entrevista completa a Javier Hidalgo.


Fue nombrado presidente y CEO de Meiji Pharma Spain en 2018, ¿qué balance hace de este tiempo?

El balance de estos ya casi tres años es realmente positivo. El poder seguir aprendiendo de nuevas culturas y formas de trabajar es un tema que siempre me ha apasionado para mi desarrollo profesional. En este caso si cabe más aun por todo lo que conlleva la cultura japonesa, por ser el origen de Meiji Pharma Spain y donde se encuentra la sede central a la que reporto.

Al mismo tiempo, durante todo este tiempo, hemos sido capaces de implementar dentro de Meiji Pharma Spain la liberación de lotes para todo Europa ante la implementación del Brexit. Esto nos ha conllevado tener que cambiar algunos procesos internos y ser muy operativos a nivel europeo.

Otro de los grandes retos en estos tres años ha sido la adaptación a nivel industrial en la implantación de la serialización y trazabilidad de todos los lotes fabricados en nuestras plantas industriales en España, con unas inversiones importantes. Ahora ya podemos hablar de un balance positivo y una implantación total para todos nuestros medicamentos dentro de la Unión Europea con el código Data Matrix y el sistema de inviolabilidad del estuche.

¿Cuáles son sus objetivos a corto y medio plazo?

El mercado en general al que nos enfrentamos es un mercado cambiante con retos importantes. Y si ya estábamos en un mercado altamente cambiante, en este momento marcado por la pandemia del Covid-19, se ha acrecentado mucho más.

Por ello, mi principal objetivo a corto y medio plazo es poder transmitir a la organización la necesidad de adaptarnos rápido al cambio. Debemos ser conscientes que muchos de los cambios vividos en estos últimos meses han venido para quedarse y de ahí el gran reto de adaptarnos de forma rápida. Debemos ser más eficientes en nuestra manera de relacionarnos y de gestionar los tiempos e inversiones. En este sentido, parte de lo vivido, nos debe hacer reflexionar para compatibilizar algunas formas de relación pasadas con las nuevas actuales.

Otra línea de trabajo no menos importante es el objetivo diario de hacer de Meiji Pharma Spain un lugar agradable de trabajo. Debemos hacer que la gente sea capaz de llegar a su puesto de trabajo con una sonrisa a primera hora de la mañana y al finalizar la jornada laboral sea capaz de salir con esa misma sonrisa, al margen de todas las dificultades y de la carga de trabajo diaria.


"Mi principal objetivo es transmitir a la organización la necesidad de adaptarnos rápido al cambio"



¿Cuáles son actualmente las principales líneas de actividad?

La compañía está trabajando de una forma muy directa en nuevos desarrollos antibacterianos. Es un aspecto que nos debe preocupar a todos en general por el tema tan en boga de las resistencias a antibióticos. Sin duda, hablamos de uno de los grandes retos a nivel de investigación científica en esta contribución tan necesaria a la sociedad, por el número tan elevado de muertes que producen en todo el mundo.

Javier Hidalgo destaca los nuevos desafíos de Meiji Pharma Spain.

Al igual que otros muchos profesionales, desde Meiji Pharma Spain estamos alineados con la labor que el Ministerio de Sanidad que, a través del programa PRAN, está haciendo contra el aumento de la resistencia antibiótica, tanto apoyando el mensaje de “los antibióticos no sirven para todo”, como colaborando con distintas sociedades científicas para realizar proyectos que ayuden a mejorar y actualizar la formación de los profesionales implicados en el uso de antibióticos.

En este sentido, estamos trabajando actualmente en un proyecto de investigación en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III. En este estudio se han incluido 3.000 cepas de S. pneumoniae (Intermedio y Resistencia), recolectadas durante los últimos 15 años y analizando cómo Cefditoren es el antibiótico con mayor proporción de cepas susceptibles. El porcentaje de aislamientos resistentes a lo largo del estudio fue inferior al 1 por ciento. Estos buenos resultados deben avalar el mensaje de que un buen antibiótico utilizado adecuadamente no genera resistencias.

Además, llevamos muchos años apoyando iniciativas de las diferentes sociedades científicas para luchar contra un mal uso de los mismos, tanto en el hospital como a nivel comunitario. Actualmente, patrocinamos un programa llamado 'Más allá del Covid' en el que reconocidos profesionales de diferentes especialidades revisan la situación generada por la pandemia en este ámbito y el mejor abordaje posible.

Desde Meiji Pharma Spain queremos aportar valor en aquellas áreas terapéuticas donde tenemos presencia. Y lo más importante, seguir contribuyendo en la salud y bienestar como principal objetivo como laboratorio farmacéutico centrado en el cuidado y salud de todas las personas.

También se está trabajando, como línea de actividad de la compañía a nivel mundial, en la contribución al medioambiente mediante la reducción de emisiones de CO2. El Grupo Meiji tiene como objetivo la eliminación de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero en su cadena de suministro y el uso de 100% energías renovables para 2050 y para la misma fecha se quiere reducir el uso de agua por unidad fabricada a la mitad. Otro gran objetivo es lograr el desperdicio cero en la fabricación y utilizar materiales reciclados en envases y embalajes para minimizar al máximo el uso de capital natural.

Javier Hidalgo explica cómo repercute la actividad de Meiji Pharma Spain en el sistema industrial español.


Meiji Pharma Spain tiene una importante presencia en España. Desde la sede que tiene en Alcalá de Henares exporta medicamentos a países de todo el mundo y también fabrica productos para compañías farmacéuticas con presencia multinacional. ¿Cómo se consigue? ¿Cómo repercute en el sistema industrial español?

Nuestra base de operaciones está en Madrid, con una superficie de terreno de 60.000 metros cuadrados donde están ubicadas tanto las oficinas como dos plantas de producción, control de calidad e I+D+i, además de dar empleo en España a alrededor de 300 personas. Nuestra planta general tiene capacidad para la fabricación de comprimidos, cápsulas, sobres, además de un área estéril para la fabricación de inyectables que ha sido auditada favorablemente por la Agencia Europa del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés); la Agência Nacional de Vigilância Sanitária (Anvisa) y la Agencia Amercana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés). Además, disponemos de la planta especifica de antibióticos. La única forma de conseguirlo es asegurando los índices de calidad máximos para poder dar respuesta a los niveles de exigencia de las distintas autoridades regulatorias de cada país y de nuestros partners.

La repercusión en el sistema industrial español es clara en el mantenimiento de dos fábricas productivas, con un alto número de trabajadores vinculados a estas fábricas, tanto en puestos de trabajo directos como indirectos. Además de nuestra contribución al PIB, en donde de los 144 millones de unidades fabricadas hemos exportado 101 millones, lo que significa que prácticamente de cada 4 unidades producidas, 3 son para exportación, contribuyendo a la balanza comercial de exportaciones del país.

Meiji Pharma Spain ha puesto en marcha el Foro de Déficit de Vitamina D para promover una revisión de las últimas evidencias científicas sobre patologías asociadas al déficit de Vitamina D. ¿Hay algún avance?

Con este Foro de Déficit en Vitamina D queremos contribuir a diseñar una estrategia multidisciplinar para el abordaje de las patologías asociadas al déficit de Vitamina D. Para ello, hemos promovido una revisión de las últimas evidencias científicas sobre patologías asociadas al déficit de Vitamina D.

El proyecto se encuentra en la primera fase, en la que está prevista la celebración de cerca de una decena de reuniones temáticas en las que un grupo de expertos de diferentes especialidades expondrá los últimos hallazgos y debatirá sobre los mismos. Las conclusiones se darán a conocer mediante un informe que ayude a tener una estrategia multidisciplinar para el manejo de pacientes con déficit de vitamina D, basada en la práctica clínica actual y en los tratamientos disponibles.

¿Qué posición tiene la compañía en mercados internacionales?

Para Meiji Pharma Spain la parte internacional es muy importante por su propio peso en la compañía. Ahora mismo, los dos productos que fabricamos en nuestras instalaciones están presentes en 35 países. Algunos de ellos de especial relevancia por su magnitud como son Estados Unidos, Japón o Rusia.

¿Está en sus planes tener presencia en más países? ¿Cuál es la previsión de expansión?

Los planes es estar totalmente activos a la hora de poder llegar a otros países. Esto requiere mucho trabajo previo, fundamentalmente, a nivel regulatorio. Es necesario una preparación previa con documentación muy especifica para poder realizar ese traje a medida a cada país. Ahora estamos trabajando de forma muy intensa para estar presentes en América Central, Canadá y Australia.


"Estamos trabajando intensamente para estar presentes en América Central, Canadá y Australia"



¿Cómo ha afectado la pandemia a Meiji Pharma?

Es difícil decir que algún sector, compañía o persona no se haya visto afectada por esta pandemia. En el caso de Meiji Pharma Spain, la mayor afectación la tuvimos durante los momentos más duros de la pandemia, en la responsabilidad de tener que mantener la producción sin que se viese afectada por falta de personal en la fábrica. En nuestro caso, estamos ubicados en Alcalá de Henares con muchos trabajadores del Corredor de Henares, que debemos recordar fue una de las zonas primeras y más castigadas.

Con la responsabilidad añadida, dado que tras la detección del SARS-CoV-2 en España, Cefditoreno ha sido considerado un medicamento esencial, lo que ha significado una gran responsabilidad en mantener los niveles suficientes de stock disponibles.

¿Cómo valora el papel de la industria farmacéutica española durante esta crisis sanitaria?

Dentro de todo el gran impacto negativo de consecuencias que nos ha dejado esta grave crisis sanitaria, sin duda, lo mejor y más positivo ha sido el poder poner en valor la aportación de la industria farmacéutica en esta pandemia.

Me refiero, concretamente, a la respuesta de suministro y labor sanitaria que se lideró en los momentos más duros de la pandemia, manteniendo día a día la producción, asegurando el suministro de todos medicamentos a todos los centros sanitarios y pacientes. Al mismo tiempo, también destacaría la labor de I+D en términos de inversión para poder llevar a cabo en un tiempo récord la comercialización de una vacuna eficaz y segura frente al Covid, con la presión que esto suponía ante el número desorbitado de muertes diarias en todo el mundo.

En este sentido, me gustaría destacar el gran papel que desempeña la industria farmacéutica en España como motor económico. Este sector representa a más de 40.000 empleos directos, de los cuales, un 12 por ciento se dedica al I+D, un 94 por ciento del total es indefinido y un 62 por ciento son universitarios; frente a datos de la economía española, donde el 73 por ciento del empleo es indefinido y un 42 por ciento, de alta cualificación, es decir, 20 puntos por encima en los dos ítems. El sector de la industria farmacéutica representa, por tanto, casi el 25 por ciento de toda la alta tecnología en España.

El papel de la industria farmacéutica durante la pandemia, uno de los temas de la entrevista.


¿Qué se ha aprendido y qué se puede mejorar?

En primer término, me quedaría con la buena gestión que se ha realizado a nivel europeo por parte de la EMA. Y, en segundo, del papel de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) a nivel local para aprobar, en tiempo récord, las distintas vacunas y responder a las exigencias de eficacia y seguridad.

Esto nos tiene que servir para poner en valor el compromiso de la industria farmacéutica con la Administración y, en definitiva, con los pacientes y los profesionales para poder tener el acceso a los mejores y más novedosos medicamentos y la sostenibilidad del sistema sanitario. Esta situación que hemos vivido nos a hecho ver que, eliminando multitud de tiempos y trámites, podemos tener en un tiempo récord nuevas terapias en el mercado, facilitando su acceso a los pacientes y proporcionándoles una mejor calidad de vida.

¿Es partidario de liberar patentes de vacunas ante una crisis sanitaria como la actual?

La liberación de patentes de las vacunas contra el Covid-19 no incrementaría la capacidad productiva y, por el contrario, sí tendría un efecto colateral directo sobre nuevos desarrollos. En los últimos meses se han llevado a cabo más de 200 acuerdos de transferencia tecnológica entre las compañías farmacéuticas. Esta es la vía en la que se debe seguir trabajando para aumentar la capacidad productiva.

Debemos recordar que se ha triplicado la producción mundial hasta alcanzar los 12.000 millones de dosis anuales. De esta forma, seremos capaces de descentralizar una concentración productiva y poder atraer acuerdos de fabricación a nivel local con las máximas garantías de calidad, eficacia y seguridad. En este sentido, desde España debemos defender este modelo si verdaderamente queremos proteger nuestro tejido industrial y acometer reformas estructurales de futuro.

Asimismo, la protección en general de las patentes conlleva, en muchos casos, no perjudicar y debilitar a las pequeñas biotecnológicas que han desarrollado o están investigando en nuevos desarrollos. Ahora mismo hay más de 40 vacunas para la prevención de 25 enfermedades evitables y más de 250 en fase de investigación y desarrollo que podrían ponerse en riesgo.

Un momento de la entrevista que ha concedido Javier Hidalgo a Redacción Médica.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.