Redacción Médica
17 de octubre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:30
Especialidades > Hematología y Hemoterapia

La terapia compresiva inmediata reduce riesgos en la trombosis venosa

Aunque es un tratamiento estándar en muchos países europeos, en otras zonas como EEUU no es tan común

La terapia compresiva inmediata reduce riesgos en la trombosis venosa
Redacción
Lunes, 24 de septiembre de 2018, a las 19:05
Los pacientes de trombosis venosa profunda pueden reducir notablemente el riesgo de complicaciones potencialmente debilitantes si realizan terapia compresiva de forma adecuada en las primeras 24 horas.

La investigación ha sido publicada en Blood, y se trata del mayor trabajo de seguimiento de la terapia de compresión en la fase aguda de la trombosis, en comparación con pacientes que comenzaron el tratamiento después.

La terapia compresiva se administró de forma arbitraria utilizando vendaje multicapa o medias compresivas hasta que el edema era reabsorbido, momento en el cual todos los pacientes llevaron la malla. Además, todos los pacientes recibieron anticoagulantes.


Menor riesgo de oclusión venosa y síndrome postrombótico



La terapia compresiva no se asoció con efectos adversos y era beneficiosa independientemente de donde estuviera el trombo


Los pacientes que recibieron la terapia tuvieron un 20 por ciento menos de riesgo de oclusión venosa y un 8 por ciento menos de síndrome postrombótico. Arina J. ten Cate-Hoek, de la Universidad de Maastrich (Países Bajos) y una de las autoras del estudio, indica que “hallamos pocas razones para no usar terapia compresiva en pacientes con trombosis venosa profunda como medida de prevención de futuras complicaciones”.

No se asoció la terapia de compresión efectos adversos y los pacientes se beneficiaban de la misma independientemente de dónde estaba situado el trombo en la pierna. Este resultado es coherente con lo visto en estudios anteriores, señalan sus autores.


Mecanismo de acción


Según Cate-Hoek, se cree que la terapia compresiva mejora el flujo sanguíneo reduciendo el diámetro de las venas, de manera que la sangre es presionada para cruzarlas, ayudando a aliviar el trombo.

Aunque este tratamiento es estándar en gran parte de Europa, en Estados Unidos es menos común. “Dados estos resultados y que las medias compresivas son fáciles de utilizar, relativamente baratas y mínimamente invasivas, esta terapia ofrece claro beneficio a los pacientes con trombosis venosa profunda”.