La quimioterapia en leucemia deja paso a los tratamientos dirigidos

La leucemia linfocítica crónica representa el 30% de todas las leucemias del adulto

Lucrecia Yáñez.
La quimioterapia en leucemia deja paso a los tratamientos dirigidos
vie 21 febrero 2020. 17.10H
Lucrecia Yáñez, del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander), ha resaltado que el uso de la quimioterapia ha disminuido en favor de tratamientos dirigidos y combinados en leucemia linfocítica crónica (LLC), que representa el 30 por ciento de todas las leucemias en adulto.

"Los dos aspectos más destacables de los últimos meses, y que suponen un avance, son el declive de la quimioterapia en favor de la aparición de moléculas dirigidas y la posibilidad de que éstas sean combinadas, con el fin de obtener un control más profundo de la enfermedad y discontinuar el tratamiento", ha detallado Yáñez durante su participación en la 10 Reunión Anual del Grupo Español de Leucemia Linfocítica Crónica (Gellc) de la SEHH.

En este sentido, la experta ha detallado que la investigación en LLC se está dirigiendo, por una parte, hacia la evaluación de los mecanismos biológicos por los que esta enfermedad se desarrolla y progresa en el tiempo y, por otra parte, hacia todos los aspectos relacionados con su tratamiento (mecanismos de resistencia, nuevas combinaciones terapéuticas, la aplicación de la terapia celular, etc.).


Nuevas opciones de tratamiento


Por otra parte, en la reunión se han celebrado simposios en los que varios expertos han dado a conocer las nuevas opciones de tratamiento para este tipo de leucemia. Concretamente, se han presentado los resultados de la nueva combinación de venetoclax con rituximab para pacientes con LLC en recaída. Se trata de la única alternativa libre de quimioterapia que, gracias a la profundidad de su respuesta, permite interrumpir el tratamiento a los dos años, lo que a su vez implica importantes mejoras para el paciente y el sistema sanitario.

La LLC es un cáncer hematológico que se origina en los linfocitos producidos en la médula ósea. Las células cancerosas se acumulan lentamente, lo que hace que muchos pacientes no presenten síntomas hasta pasados varios años. Con el paso del tiempo, estas células leucémicas crecen y se propagan a otras partes del cuerpo, incluyendo los ganglios linfáticos, el hígado y el bazo.

Es el tipo de leucemia más frecuente en los países occidentales, con una incidencia estimada en 4-5 casos por 100.000 habitantes y año, y una prevalencia especialmente significativa en aquellas zonas donde la población está más envejecida. Según datos del Registro Americano de Cáncer, la LLC representa el 1,2 por ciento de todos los nuevos diagnósticos de cáncer. La edad media en el momento del diagnóstico es de 60 años y es infrecuente por debajo de los 50.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.