19 de septiembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 13:00
Especialidades > Hematología y Hemoterapia

La investigación contra la leucemia estrena edificio en Can Ruti

El Instituto de Recerca contra la Leucèmia Josep Carreras se situará al lado de un centro de medicina comparada

Campus del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona.
La investigación contra la leucemia estrena edificio en Can Ruti
Redacción
Martes, 14 de febrero de 2017, a las 16:20
El Institut de Recerca contra la Leucèmia Josep Carreras (IJC) estrenará en agosto un nuevo edificio en la zona del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), más conocido como Can Ruti. Este nuevo equipamiento que ha costado entre 11 y 15 millones de euros, estará situado al lado de un centro de medicina comparada de experimentación animal del Germans Trias, lo que facilitará la colaboración de investigadores del centro Josep Carreras.
 
El vicepresidente de la Fundación Josep Carreras y director del Instituto, Evarist Feliu, ha explicado que el presupuesto anual del IJC es de entre 4 y 5 millones de euros. Feliu ha añadido que el IJC está “vivo y andando” después de ser fundado en 2010 con la intención de potenciar la investigación biomédica y la medicina personalizada en el campo de la leucemia.
 
Ampliar los campus


El IJC consta actualmente de tres campus coordinados y multidisciplinares que se reforzarán: el del Clínic-Universitat de Barcelona (UB); Instituto Catalán de Oncología (ICO)-Germans Trias, y el de Sant Pau, además de que prevé un cuarto campus en el ICO de Girona.
 
Además, tiene previsto inaugurar en 2018 una nueva unidad de investigación en el Hospital Clínic que "será el doble o el triple" que el actual servicio de ensayos clínicos y permitirá probar fármacos para pacientes oncológicos y hematológicos.

Proyectos de futuro

En los últimos 30 años se ha avanzado muchísimo en la investigación de la leucemia infantil, que se cura en el 90% de los casos, según ha explicado la investigadora Clara Bueno, si bien ha advertido de que hay un tipo más severo que tiene una supervivencia a cinco años del 30%.
 
Por eso, una de las líneas de investigación radica en la secuenciación del genoma para comparar estas patologías agresivas con las menos graves, aunque han observado que "tienen un número de mutaciones muy pequeño".

Otro proyecto del IJC se basa en la terapia de células T con receptor de antígeno quimérico (CAR), que consiste en coger linfocitos T de los pacientes --un tipo de células responsables de la respuesta inmune-- y hacer que frenen las células cancerígenas.