Este nuevo tratamiento activa fármacos de molécula pequeña en el lugar del tumor

Hematología prevé la llegada de las CAR-T 'seaker' a España en 2-3 años
José María Moraleda, presidente del Grupo Español de Terapia Celular y Criobiología de la SEHH.


01 feb 2022. 10.20H
SE LEE EN 4 minutos
Las CAR-T 'seaker' son las nuevas células que activan fármacos de molécula pequeña en el lugar del tumor. Un hallazgo llevado a cabo por un grupo de investigadores del Instituto Sloan Kettering (SKI) del Memorial Sloan Kettering Cancer Center (EE.UU.) y probado en ratones, con buenos resultados. Este descubrimiento "combina el poder de búsqueda de objetivos de las células inmunitarias con la capacidad de generar localmente un potente fármaco anticancerígeno de doble efecto”, según explica David Scheinberg, presidente del programa de farmacología molecular del centro. 

José María Moraleda, presidente del Grupo Español de Terapia Celular y Criobiología de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), establece un horizonte de dos a tres años para que este tipo de terapias avanzadas lleguen a nuestro país. Además, apostilla que "aún queda que se demuestre en humanos y que sea eficaz y segura".

A nivel de recursos "a España no le falta nada", señala el experto. Asimismo, Moraleda asegura que "el Gobierno apuesta por este tipo de terapias avanzadas y, en estos momentos, nuestro país se encuentra en muy buena posición para desarrollar estas terapias CAR-T 'seaker' en poco tiempo". En este sentido, confía en que "la Red de Terapias Avanzadas del Instituto de Salud Carlos III será capaz de desarrollarla ya que dispone de tecnología, talento y capacidad para trabajar en equipo con más de 500 investigadores".

En la actualidad, son varios los grupos de investigación que han demostrado la posibilidad de que las células produzcan proteínas inmunitarias como anticuerpos y citocinas. Pero lograr que las células CAR-T creen un medicamento contra el cáncer de molécula pequeña es más desafiante. De hecho, el Ministerio de Sanidad, al ser consultado por Redacción Médica, afirma que "desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) no se ha recibido solicitud alguna con respecto a la autorización para llevar a cabo este tipo de terapias avanzadas".

¿Cómo funcionan las células CAR-T 'seaker'?


La molécula llamada AMS, la utilizada en el estudio, es "demasiado potente para inyectarla directamente en el torrente sanguíneo de un animal. Pero cuando se produce localmente en el sitio de un tumor, es eficaz para eliminar de forma segura las células cancerosas en ratones", señalan los investigadores del estudio.

El equipo vinculó el medicamento contra el cáncer a otra sustancia química que "enmascara" su función. Luego, diseñaron genéticamente las células T para producir una enzima que corta la molécula de enmascaramiento del fármaco. Cuando el profármaco se inyecta en el torrente sanguíneo, circula por el cuerpo. La enzima producida por las células CAR-T libera la parte activa del profármaco en el sitio del tumor.

Los científicos probaron sus células 'seaker' tanto en células cancerosas en cultivo como en modelos de ratón. En ambos casos, estas funcionaron mejor que las células CAR-T normales para eliminar las células cancerosas.

¿Cuándo se probarán las CAR-T 'seaker' en humanos?


El desembarco de las CAR-T 'seaker' en seres humanos aún no tiene fecha concreta. Sin embargo, Moraleda reconoce que "se ha avanzado mucho es ciencia regulatoria, como demuestran las vacunas Covid-19". En esta línea, subraya que "hay fórmulas novedosas por las cuales los reguladores entienden y facilitan la aprobación de medicamentos que tienen un impacto en la salud de los seres humanos". Por este motivo, el experto recalca que "es posible que estos desarrollos puedan estar en un par de años disponibles en humanos".


"Estos tratamientos son útiles pero pueden poner en peligro el SNS"



Moraleda reconoce que "el trayecto burocrático puede ser relativamente ágil cuando el medicamento es muy útil si no es un medicamento excesivamente caro, como este". Por último, recuerda que "estos tratamientos son útiles, pero pueden poner en peligro el Sistema Nacional de Salud (SNS) por el desembolso que suponen".

"El futuro es brillantísimo para este tipo de inmunoterapia celular y vamos a ser capaz de dar muchas alegrías, tanto a los expertos como, sobre todo, a nuestros pacientes", concluye.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.