Donación de sangre: España no es autosuficiente en componentes plasmáticos

Los productos procedentes del fraccionamiento del plasma se adquieren principalmente a Estados Unidos

Cristina Arbona.
Donación de sangre: España no es autosuficiente en componentes plasmáticos
jue 11 junio 2020. 18.30H
El principal reto de España en el ámbito de la donación de sangre es lograr la autosuficiencia en componentes plasmáticos. Así lo ha señalado Cristina Arbona, directora del Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana, con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra el próximo 14 de junio.

“Aunque somos autosuficientes en componentes sanguíneos (hematíes, plasma y plaquetas), seguimos dependiendo de otros países, fundamentalmente de Estados Unidos, para obtener los productos medicinales (albúmina e inmunoglobulinas), procedentes del fraccionamiento del plasma humano”.

Arbona, que también es vocal de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), explica que, aunque la donación de plasma en España sigue manteniéndose en cifras bajas, “en los últimos años estamos observando un aumento progresivo”. En 2018, la media de este tipo de donación en España fue de 0,6 litros por mil habitantes, frente a los 8 litros de media en Europa.

Los datos de 2018, que son los últimos oficiales, indican que hubo 1.682.579 donaciones de sangre ese año, de un total de 1.166.365 donantes, de los que el 18,2 por ciento no habían donado sangre anteriormente.


La donación de sangre en la crisis del coronavirus


La crisis del coronavirus ha afectado a la actividad de las unidades de donación de sangre, que se han puesto a disposición de los pacientes con Covid-19 y “se han tenido que reorganizar las colectas, recurriendo a otros locales a través de la colaboración de diferentes interlocutores”.

También se han modificado los protocolos de actuación para “preservar la seguridad de donantes y profesionales sanitarios: EPI para los profesionales sanitarios, mascarillas para los donantes, higiene rigurosa de manos, mantenimiento de la distancia de seguridad, cita previa, etc.”

En cuanto a la selección de los donantes, Arbona indica que las modificaciones han sido pocas, pues la entrevista pre-donación ya incide en la posibilidad de infecciones de cualquier causa, aunque se ha insistido de forma especial en la notificación de antecedentes infecciosos o el contacto con pacientes infectados, así como en la obligación de informar de forma inmediata al centro de transfusión en caso de resultar infectados en los días siguientes a la donación.


Actividad esencial durante la pandemia


“La donación de sangre”, explica la hematóloga, “ha sido considerada como una actividad esencial desde el inicio de la pandemia. La necesidad de componentes sanguíneos en hospitales se redujo hasta en un 40 por ciento en los momentos más duros, pero ha venido recuperándose progresivamente desde entonces hasta alcanzar las cifras habituales”.

Por ello, “debemos expresar agradecimiento de forma muy especial a las personas que han donado sangre durante estos últimos meses. De forma totalmente desinteresada, han salido de sus casas, frente al mensaje oficial de ‘quédate en casa’, y entrado en contacto con otras personas para ayudar en estos difíciles momentos. Han sido unos auténticos valientes”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.