Coronavirus: dos hospitales gallegos ya usan la terapia con plasma inmune

Ya hay dos pacientes del CHUS que han recibido unidades de plasma de personas recuperadas del Covid-19

Coronavirus: dos hospitales gallegos ya usan la terapia con plasma inmune
lun 25 mayo 2020. 12.50H
La terapia con plasma hiperinmune para pacientes con Covid-19, que se inició la pasada semana en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, se ha extendido ya al Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), donde dos pacientes con coronavirus han recibido sendas unidades de plasma de personas que estuvieron infectadas y se recuperaron, según han confirmado fuentes de Sanidade.

Las mismas fuentes han avanzado que la próxima semana el procedimiento llegará al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña y que la previsión es que todos los hospitales gallegos de referencia (en las siete principales ciudades de Galicia) participen en el mismo, "siempre y cuando" haya voluntarios para donar el plasma.


La previsión es que todos los hospitales gallegos de referencia participen en el estudio


La utilización de plasma de pacientes que han superado enfermedades víricas ha dado buen resultado en enfermos y, ante la inexistencia de tratamientos eficaces contra el Covid-19, se ha contemplado esa vía como alternativa terapéutica dentro de un estudio de investigación. De hecho, el Comité Científico de Seguridad Transfusional del Ministerio de Sanidad ha destacado que la OMS ve esta terapia "potencialmente útil y esperanzadora".

Por ello, en Galicia se ha impulsado el tratamiento con plasma de enfermos recuperados, en un proceso coordinado por la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue (ADOS) y con los hospitales de la red pública del Sergas, "con el objetivo de generar una evidencia científica de las potencialidades del tratamiento". Para ello, se llevará a cabo un estudio de investigación, con un "enfoque multidisciplinar" que, además contará con el apoyo del Comité Ético de Investigación Clínica.

En base a ese enfoque, Sanidade pretende que todos los centros de la red del Sergas puedan participar en el proceso, definiendo los distintos escenarios "en los que la aplicación del plasma puede ser óptima".


Estudio científico


Así, los equipos implicados desarrollan el estudio científico en el que se habilita a la ADOS para coordinar y dictar las instrucciones y recomendaciones, así como para elaborar los protocolos de procedimiento para la donación del plasma.

El estudio tiene una primera fase de preselección de donantes (por parte de los servicios de Hematología y Hemoterapia de los hospitales), que deben ser personas que hayan tenido un diagnóstico de Covid-19 documentado por prueba de laboratorio, con buen estado de salud, asintomáticos y que hayan esperado al menos 14 días desde la PCR negativa.


La extracción del plasma se realiza "con todas las medidas de seguridad e higiene"


Esas personas, por tanto, tienen que estar "totalmente recuperadas" y, además, haber firmado un consentimiento informado para participar en el estudio clínico.

En una segunda fase, la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue se encarga de la extracción del plasma, procesado, criopreservación y posterior distribución de las unidades, siguiendo unos estrictos protocolos marcados por estándares de calidad.

Así, la extracción se realiza en locales de la ADOS, "con todas las medidas de seguridad e higiene", mediante el sistema de aféresis, que es un proceso de donación selectiva de componentes sanguíneos. Las unidades extraídas son tratadas por la Axencia, que se encarga de la inactivación de las unidades de plasmaféresis obtenidas con azul de metileno.

Dichas unidades (hay que tener en cuenta que cada plasmaféresis permite la obtención de dos unidades de plasma hiperinmune) se almacenan a -80 ºC, tienen una vida útil de hasta dos años y su uso será "exclusivo para investigación en enfermos con confirmación de Covid-19".

Primeros tratamientos


A finales del pasado mes de abril se inició, en el área sanitaria de Vigo, el proceso de extracción a los primeros donantes y la pasada semana se informó del primer tratamiento en Galicia con esta terapia, a un paciente del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo: un hombre de 72 años, con neumonía bilateral por COVID-19 y patologías crónicas, y en el que los tratamientos convencionales no habían resultado eficaces.

Fuentes sanitarias han confirmado que, en los últimos días, también se ha tratado con la misma terapia a dos pacientes con coronavirus ingresados en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago.

Asimismo, han avanzado que, la próxima semana, está previsto que el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña se incorpore a este procedimeinto y, "en el transcurso de los próximos días, se sumen los restantes hospitales de referencia de las siete grandes ciudades gallegas", "siempre y cuando exista un grupo de voluntarios que reúna los requisitos precisos para participar".


Donantes y reserva de plasma


Según Sanidade, hasta el momento se ha preseleccionado a unos 120 voluntarios, de los que la mitad ya ha hecho la donación. Así, gracias a la "elevada participación y compromiso" de estas personas curadas, ya existen para su utilización en hospitales de Galicia un total de 102 unidades terapéuticas de plasma hiperinmune.

Paralelamente a la aplicación de los tratamientos, en Galicia la ADOS creará una reserva de ese plasma hiperinmune, cuyas unidades estarán "a disposición de todos los hospitales gallegos".

Asimismo, han destacado fuentes sanitarias, la Comisión Europea "promueve la puesta en funcionamiento de un registro de donantes de plasma", una base de datos de donantes y receptores que, en Galicia, "ya se está cumplimentando, bajo la coordinación de los servicios de hemovigilancia".


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.