Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 10:05
Especialidades > Ginecología y Obstetricia

Las españolas no abusan de la píldora del día después

Según los estudios, solo un 14 por ciento la ha usado en alguna ocasión

El 95 por ciento de las españolas conoce este fármaco.
Las españolas no abusan de la píldora del día después
Redacción
Jueves, 22 de septiembre de 2016, a las 10:00
Los especialistas en materia de anticoncepción aseguran que en España no se hace un uso abusivo de la píldora del día después, aludiendo a diversos estudios que muestran que, si bien el 95 por ciento de las españolas conoce esta píldora, solo un 14 por ciento señala haberla usado en alguna ocasión.

No obstante, como señala Ezequiel Francisco Pérez Campos, jefe del Servicio de Ginecología del Hospital de Requena (Valencia) y miembro del Patronato de la Fundación Española de Contracepción, aunque su utilización no sea excesiva, es necesario hacer hincapié en que este tipo de anticoncepción “no debe utilizarse de forma regular” y que no protege frente a las enfermedades de transmisión sexual.

“Es una píldora de urgencia por lo que no se debe abusar de ella. La mejor manera de evitar un embarazo no deseado es usar otros anticonceptivos que se administran de forma regular”, añade Neus Caelles, miembro del Comité Científico de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (Sefac).

En este sentido, los especialistas recuerdan que su mecanismo de acción consiste en retrasar el momento en el que el ovario libera un óvulo, impidiendo así su encuentro con el espermatozoide y, por ende, el desarrollo embrionario. “Los espermatozoides pueden vivir en el aparato genital de la mujer entre tres y cinco días, momento en el cual la mujer puede quedarse embarazada si se produjera la ovulación, por lo que cuando la mujer ha ovulado, la píldora del día después no es eficaz”, detalla Pérez Campos.

Respecto a los mitos sobre esta píldora, los especialistas niegan que sea efectiva al cien por cien, que produzca infertilidad, que proteja de un posible embarazo durante el resto del ciclo menstrual en el que se ha tomado o que sea peligrosa para la salud futura de la mujer.

Desde el año 2009, la píldora del día después se dispensa en las farmacias sin prescripción médica, pero, según Caelles, los farmacéuticos ofrecen información a las mujeres que lo solicitan y les realizan una serie de preguntas para ofrecerle la más adecuada para prevenir un embarazo no planificado.

“Las mujeres valoran muchísimo la efectividad del método y suelen seguir nuestros consejos. No obstante, los farmacéuticos debemos respetar su intimidad, informarles de los efectos secundarios y educarles para que hagan un uso responsable del medicamento”, comenta.