23 de septiembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:10
Conocimiento > Gestión

Pacientes por estratos, ¿el futuro de la gestión sanitaria?

El plan pretende programar las intervenciones e ingresos de los enfermos crónicos

Exteriores de la Universidad del País Vasco.
Pacientes por estratos, ¿el futuro de la gestión sanitaria?
Marc Cebrián
Jueves, 17 de agosto de 2017, a las 10:00
Una investigación elaborada por la Universidad del País Vasco (UPV) ha diseñado un modelo de atención sanitaria mediante la división de la población en estratos para optimizar el funcionamiento de los servicios sanitarios. Además, pretende dar un servicio más ágil a los pacientes con enfermedades crónicas que requieren de visitas reiteradas al centro de salud o varios ingresos a lo largo del año.

El estudio lo ha elaborado el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UPV y ha dado con un modelo con el que se diseña un modelo de atención sanitaria mediante un estrato poblacional, es decir, la creación de un grupo de personas que tengan unas situaciones futuras similares en la atención de sus enfermedades crónicas.

Así lo ha comunicado la UPV, que ha diseñado este plan para programar las intervenciones de los enfermos crónicos, cuyo número está en aumento debido, entre otras cuestiones, al envejecimiento poblacional. Por lo que se pretende dar respuesta a esta problemática para agilizar y optimizar los servicios sanitarios.

Asimismo, también se busca dar un servicio más ágil a los pacientes con enfermedades crónicas que, por requerimiento de sus tratamientos, deben de acudir varias veces al año al centro de salud y a las consultas de especialistas, llegando a realizar visitas reiteradas a los servicios de urgencias así como su ingreso de manera reiterada. Además, pueden presentar más de un problema de salud.

“Con frecuencia, se observan situaciones de falta de coordinación: se duplican algunas pruebas y se omite otras”, ha asegurado el autor del estudio realizado por el Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la UPV, Jon Orueta que, además, ha añadido que “todos conocemos situaciones de parientes a los que ven muchos especialistas al cabo del año y, a veces, es imposible seguir las recomendaciones de todos”.

"Población envejecida"

“La estructura de la pirámide de población actual nos lleva a pensar que en los próximos años vamos a atender a una población envejecida, que requerirá cuidados sanitarios complejos y que puede llegar a colapsar el sistema sanitario. Sin embargo, el sistema actual funciona bien para muchos de los pacientes. Por lo tanto, es necesario decidir a qué pacientes podemos seguir atendiendo con el modelo tradicional y para cuáles tenemos que buscar nuevas formas de atención sanitaria", concluye Orueta.

Sin embargo, Orueta entiende que este plan opta por dar “una mejor atención” así como una “reducción del gasto sanitario” al dar con un sistema de estratificación que divide a la población en grupos de personas con necesidades similares para dar con una atención sanitaria. De este modo, el servicio sanitario requerirá de cada estrato durante los 12 meses siguientes.

Asimismo, se busca que el sistema sanitario no se quede esperando a que el enfermo crónico empeore y deba acudir a su centro hospitalario, sino que se planifican sus cuidados de manera anticipada antes de que se genera un malestar en la salud del paciente.

Este sistema se basa en la Formación e Identificación de Nuevos Grupos de Estratificación de Riesgo (Finger), que se preocupa de dar con los diagnósticos de todos los problemas de salud que, previamente, el paciente ha comunicado en sus visitas al centro de salud. Con esta información, se ha desarrollado el estudio que contempla la creación de grupos de pacientes acorde con su situación futura.