Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:50
Conocimiento > Gestión

El directivo sanitario quiere que se "le responsabilice de su gestión"

El Congreso Internacional de Directivos de la Salud reúne a 300 profesionales para debatir de modelo sanitario y gestión

Cristina Contel, Félix Bravo y Juan Carlos Giraldo.
El directivo sanitario quiere que se "le responsabilice de su gestión"
Carlos Corominas
Joana Huertas
Jueves, 19 de mayo de 2016, a las 12:50
Cómo debe estructurarse el modelo sanitario y cuál es el papel de la gestión de los sistemas son las dos cuestiones que han centrado el arranque del Congreso Internacional de Directivos de Salud organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) que ha reunido a 300 directivos sanitarios.
 
El primero en intervenir en la rueda de prensa de presentación ha sido Felix Bravo, presidente de la agrupación territorial de Sedisa Madrid, que ha destacado que “la complejidad de los centros sanitarios, con un importante volumen de profesionales sanitarios y de recursos, requieren una gestión altamente profesionalizada y no es equiparable a la de otros departamentos de la Administración Pública”.
 
Bravo ha apostado por un plan de formación y ha señalado que “la gestión debe conciliar las necesidades de los pacientes y debe desarrollarse en condiciones de transparencia”. Por ello, considera que hay que “establecer un marco de acción para el directivo sanitario y que se le responsabilice de su gestión”. 

Modelos sanitarios
 
La siguiente en intervenir ha sido Cristina Contel, vicepresidenta de la Unión Europea de Hospitales Privados, que ha hablado de modelos sanitarios y ha señalado que “en el ámbito de la salud, en la Unión Europea no tenemos el mismo recorrido que en cuestiones como la económica o la comercial”. Contel se ha referido a “un problema de cesión de competencias” como el principal freno para desarrollar “una estrategia sanitaria común en la Unión Europea”.
 
Sin embargo, considera que se han hecho avances gracias a la Directiva Europea de Asistencia Sanitaria Transfronteriza que camina hacia una tarjeta común y al acceso en todos los países a una historia clínica común y que “ha abierto ventanas de oportunidad” para “abrir el camino al turismo de salud” y crear “sistemas coordinados que interactúen entre ellos para mejorar”.
 
Por último, se ha referido al modelo holandés como un ejemplo a seguir. Este sistema se basa en el aseguramiento privado de la población: todos los ciudadanos disponen de un seguro privado que pueden cambiar cada año si no están satisfechos. Contel ha puesto en valor que este sistema se pudo llevar a cabo gracias a un pacto de estado y ha reclamado un acuerdo similar para España. “Debe dejarse de ver la sanidad como arma arrojadiza”, ha afirmado Contel, y ha añadido: “Se necesita un pacto de estado sanitario porque la sanidad no es de izquierdas ni de derechas; ni pública ni privada”.
 
A continuación, Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, ha destacado que “el contexto de salud esta cambiando y, por tanto, todo el sector debe cambiar”. En este sentido, ha alertado de que estas modificaciones son globales y que por tanto “los cambios deben ser globales y no regionales para hacer frente a todos los problemas que están por llegar”.
 
Giraldo ha señalado que los problemas en Colombia no son tan diferentes a los de otros países. “Queremos llegar a un sistema sanitario de cobertura universal, con un buen plan de beneficios y saber cómo se va a financiar”, ha señalado y ha puntualizado que este encuentro puede “abrir un foro permanente de experiencias existosas globales”.
 
Hacia una gestión profesionalizada

Por su parte, Pablo Calvo, director general de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud, ha defendido que se cree un procedimiento homologado y transparente para conseguir mejores gerentes: “Los profesionales demandan mejores jefes y ese es un compromiso esencial para mejorar los equipos”.
 
En este sentido, Mariano Guerrero, secretario general de Sedisa, ha defendido que las administraciones se comprometan a desarrollar “planes de formación de directivos igual que se hacen de cirujanos y cardiólogos”. Ha dejado claro que la petición no es de “conseguir un título ni hacer un MIR, pero si una certificación” que recoja las competencias que debe tener un gerente.
 
En opinión de Julián Ezquerra, secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), “debe de haber un itinerario para que un profesional sea gerente”. Este plan debe definir qué capacidades debe tener y cómo se forma: “no se puede entender que alguien de la noche a la mañana sea gerente”.
 
Ezquerra, a diferencia de Guerrero, sí defiende una figura similar al MIR para la gerencia, un modelo que él denomina GIR, Gerente Interno Residente, para “que vean cómo funcionan todos los servicios del hospital”. El secretario general de Amyts ha señalado que “hay gerentes que son médicos o enfermeros que sí conocen cómo funciona, pero hay muchos gerentes que no conocen bien la estructura de lo que va a dirigir”.