Un estudio muestra que reducir la jornada del MIR no afecta a su formación

Según un estudio publicado en la revista BMJ y dirigido por científicos de la Escuela de Medicina de Harvard

Reducir las horas de residencia no afecta significativamente la calidad de la atención al paciente
Un estudio muestra que reducir la jornada del MIR no afecta a su formación
sáb 10 agosto 2019. 12.30H
Reducir las horas de residencia no afecta significativamente la calidad de la atención al paciente, incluida la mortalidad hospitalaria, según un estudio publicado en la revista BMJ y dirigido por científicos del Departamento de Política de Atención Médica del Instituto Blavatnik de la Escuela de Medicina de Harvard (HMS).

Antes de 2003, los médicos en formación en programas de residencia en medicina interna de los EEUU trabajaban habitualmente más de 80 horas a la semana, con turnos que a menudo duraban 30 horas o más. En respuesta a las  preocupaciones sobre los errores médicos como resultado de la fatiga de los residentes, el Consejo de Acreditación de Educación Médica para Graduados (ACGME) anunció reformas a las horas de trabajo en 2002, que entraron en vigor en julio de 2003. Estos cambios delimitaron las jornadas de los médicos residentes a un máximo de 80 horas de trabajo a la semana, turnos limitados a 24 horas (sin incluir el tiempo para la entrega de la atención al paciente), y cuatro días libres obligatorios cada 28 días (en promedio un día a la semana). 

Distinta normativa, misma capacidad


Los investigadores han llevado a cabo una investigación para determinar si la mortalidad, los reingresos y el gasto hospitalario habían variado teniendo en cuenta si los médicos estuvieron expuestos o no a la reforma sobre normativa en las horas de trabajo durante su residencia.

Para ello, estudiaron la mortalidad a los 30 días, los reingresos a los 30 días y el gasto hospitalario  entre pacientes tratados por internistas de primer año que estuvieron totalmente expuestos a las reformas de las horas de trabajo del ACGME de 2003 durante su residencia (residencia completa después 2006) en comparación con los internistas de primer año con exposición parcial o nula a las reformas (residencia completa antes de 2006). 

La conclusión de su investigación es que la exposición de los internistas a las reformas de horas de trabajo durante su residencia no se asoció con diferencias posteriores a la capacitación en mortalidad de pacientes, reingresos o costos de atención.

Igual de preparados que los 'senior'


Las reducciones en las horas de trabajo durante la residencia y el aumento del trabajo por turnos en los centros médicos académicos de EEUU han llevado a especular que los médicos que completan la residencia hoy tienen una experiencia clínica menos sólida. "Este es probablemente el tema más debatido en la educación médica entre los médicos", dijo Anupam Jena, profesora asociada de HMS Ruth L. Newhouse de Política de Atención Médica en el Instituto Blavatnik, médico asistente en el departamento de Medicina del Hospital General de Massachusetts, y autora principal del estudio.

“Muchos médicos capacitados bajo el viejo sistema piensan que los residentes de hoy no reciben suficiente capacitación bajo el nuevo sistema. Escuchas a muchos médicos de nivel superior que miran a los médicos más jóvenes que salen de la residencia y dicen: 'No están tan preparados como nosotros' ".

"Los hallazgos del estudio deberían mitigar estos temores", ha sentenciado Jena. Los resultados de esta investigación sugieren que las grandes reducciones en las horas de trabajo de residencia en los EEUU no se asociaron con disminuciones en la calidad de la capacitación de los médicos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.