Además, los aspirantes instan a Vicenç Martínez a poder reunirse con ellos para alcanzar "un acuerdo consensuado"

El Defensor del Pueblo investiga la elección telemática impuesta en el MIR
El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, y el director de Ordenación Profesional, Vicenç Martínez.


06 may 2021. 18.50H
SE LEE EN 5 minutos
Aunque queda poco más de un mes para que los aspirantes de las pruebas de Formación Sanitaria Especializada (FSE) tengan que elegir plaza los candidatos continúan luchando por un proceso con garantías. Tanto es así que, después de conseguir una reunión con representantes de la dirección de Ordenación Profesional, órgano encargado de 'imponer' la elección telemática, en la que no se pronunció la palabra "presencialidad", FSE Unida ha puesto el asunto en manos del Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, quien ya está investigando estos hechos para dar una respuesta lo antes posible. 

- Accede al documento enviado al Defensor del Pueblo -

El escrito firmado por Alejandro Cuéllar de la Rosa, portavoz de la plataforma, y al que ha tenido acceso Redacción Médica, recoge las “súplicas y quejas” acerca del sistema de elección de plaza que se ha propuesto a los candidatos, haciendo alusión al Boletín Oficial del Estado (BOE), que, en la ORDEN SND/1158/2020, acerca de la convocatoria de pruebas selectivas para acceso en 2021 a plazas de formación sanitaria especializada, se explicita que “el sistema de elección estará basado en un listado adjudicatario telemático sin posibilidad de cambios de última hora, similar al año pasado”.

A falta de que desde la dirección de Ordenación Profesional, órgano que dirige Vicenç Martínez, se pronuncie acerca del sistema de adjudicación telemático definitivo, el colectivo ha plasmado los puntos que considera más conflictivos y con mayor posibilidad de error.

En primer lugar, han destacado la peculiaridad de Medicina Familiar y Comunitaria, “tratándose de la especialidad médica más relevante por su número de plazas”. “Esta especialidad, en concreto, no se elige teniendo en cuenta hospital o centro de salud, sino las denominadas Unidades Docentes (UD), es decir, una red de centros sanitarios. Consecuentemente, los aspirantes deben prever los compañeros que han escogido esa misma UD para poder considerar si el hospital o Centro de Atención Primaria que ellos desean tiene aún plazas vacantes. Esta capacidad de elección, se vuelve imposible de realizar si la elección se efectúa con un sistema adjudicatario de lista cerrada 12 horas antes”, señalan.


Falta de transparencia y problemas de desigualdad


Otro de los aspectos “preocupantes” que los aspirantes han destacado es la falta de transparencia que puede derivar de llevar a cabo un proceso en diferido e invariable o la posibilidad de un aumento de las plazas vacantes. “Con el sistema actual de lista diferida, la posibilidad de que sea adjudicada una plaza de formación añadida en la lista “de relleno” es alta. En circunstancias normales, el aspirante, al tener que elegir en el momento y en directo, con su propia lista interna y sus inquietudes, podía decidir cambiar de especialidad o dejar pasar su turno, optando a una nueva convocatoria al año siguiente”, explican.

Otro de los aspectos “preocupantes” que los aspirantes han destacado es la falta de transparencia en el proceso


Sin embargo, desde la plataforma consideran que, ante las nuevas circunstancias, la probabilidad de que los aspirantes rellenen la lista con plazas que en ningún momento han llegado a considerar, únicamente por el miedo a quedarse sin plaza o por el mero hecho de completar un listado, puede derivar en que “varias de esas plazas finalmente queden vacantes al no presentarse el aspirante al puesto, en detrimento de otros opositores que desearían poder escoger esa misma plaza”.

El portavoz de la plataforma también ha manifestado que uno de los aspectos que puede derivar en problemas de desigualdad y brecha digital es la exigencia por parte de la Administración de tener firma electrónica y/o clave permanente para acceder al sistema de asignación de plazas, ya que se nos obliga a la totalidad de los aspirantes a poseer y hacer uso de la misma.

Además, también han querido expresar su descontento por perder la posibilidad de “correr lista”, es decir, a poder elegir plaza con un número de orden mayor al que le corresponde por derecho de
puntuación final. Un derecho que hasta el momento gozaban todos los opositores y que al realizar un sistema telemático no en directo, se pierde.


Nuevo intento de acercamiento al director de Ordenación Profesional


FSE Unida recuerda que se se trata de “un paso importante en la vida de miles de aspirantes" y no quieren ver sus deseos, esfuerzos y decisiones “sometidos a la fuerza de la fortuna y suerte de un sistema informático arcaico y de probada ineficacia”. Por ello, instan al director de Ordenación Profesional, Vicenç Martínez, a poder reunirse con ellos, y de este modo, “llegar a un acuerdo consensuado”.

Por último, la plataforma manifiesta el deseo de que el Defensor del Pueblo medie entre ellos, “como colectivo vulnerable”, y el Ministerio de Sanidad. Tal y como ha indicado el portavoz de FSE Unida a este periódico, Francisco Fernández Marugán ya ha recibido el escrito y está estudiando el paso para poder remitirles una respuesta.  

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.