Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:55
Conocimiento > Formación

La formación "más vital" por la que todo MIR debe pasar antes de ser médico

Miles de residentes perfeccionan cada año su formación MIR gracias a su paso por los servicios de emergencia del 061

Francisco Ferrón, formador del 061, muestra a Ana Martín el uso
La formación "más vital" por la que todo MIR debe pasar antes de ser médico
Jesús Arroyo
Sábado, 26 de agosto de 2017, a las 16:20
Un MIR no termina su formación hasta que pasa por los servicios de emergencias del 061. Bien lo sabe Ana Martín, médica de Atención Primaria y que ahora aplica a su día a día “todo lo que aprendí en el servicio de Urgencias del 061”.

En estos momentos, la Empresa Pública de Emergencias Sanitaria (EPES) en Granada, a través de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, ha iniciado la rotación de 40 MIR de último año de Medicina de Familia y Comunitaria, que como Martín completarán su experiencia necesaria para el tratamiento de las patologías más prevalentes en el ámbito de las urgencias y las emergencias sanitarias.

Estos 40 residentes estarán al cargo de Francisco Ferrón, formador del 061, que explica que “durante su formación realizarán turnos asistenciales de 12 horas en UVI móvil, combinándolos con la formación en la sala de coordinación”
Martín y Ferrón en la UVI móvil.

Martín y Ferrón en la UVI móvil. 

El día a día de estos MIR “es igual que el que pueda hacer un médico”. “Cuando llegan a la base se presenta ante el médico que se les ha asignado y este les va instruyendo en todo lo necesario. Se les explica la utilización del material, así como su correcto uso que se le puede dar. Cuando hay que desplazarse a una asistencia de urgencia los residentes se desplazan como un profesional más”, explica Ferrón.

Esta tarea, al principio, era la que más asustaba a Ana Martín, la de “considerarse como una más”. “Lo más difícil, al principio, es sobre todo cuando no te sabes manejar igual que tus compañeros en la emergencia y necesitas aprender y saber hacer las cosas de la mejor forma y en el menor tiempo posible para no estorbar”, afirma Martín, que reconoce que este “miedo” se le disipó inmediatamente cuando comprobó “lo fácil que era la adaptación con los compañeros durante aprendizaje y la forma en la que te enseñan, sin perder la paciencia. Haciéndote sentir como uno más”

Sala de coordinación

En esta etapa formativa, quizás la más importante es la de capacitar y enseñar a estos futuros médicos la importancia de la asistencia telefónica. En la sala de coordinación del EPES de Granada se coordinan “todos los recursos de emergencias de toda la provincia, así como la asistencia que se le da a las personas que llaman al 061 con una urgencia.  Durante esta formación aprendes a saber qué hacer, cómo gestionar las entrevistas a los pacientes, que recursos tienes que mandar en función de la emergencia”, explica Ferrón, que para él “quizás este proceso sea el más difícil de instruir. Por ejemplo, enseñamos como explicar a un paciente por teléfono hacer una RCP”. 

La experiencia por la que han pasado miles de MIR como Ana Martín es “vital”, sobre todo con el tiempo “vas ganando experiencia y aprendiendo como se asiste una emergencia de la mano de los mejores. Cuando ves un accidente insitu te impresiona cuanto menos, pero afortunadamente no nos coge por sorpresa porque vamos acompañados de grandes profesionales que hacen nuestra formación más llevadera”.