Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Conocimiento > Formación

El plan de los decanos para 'revolucionar' la docencia médica

La Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina considera que contará con el apoyo de Aneca en el proyecto

Los decanos Ricardo Rigual y Juan Emilio Felíu.
El plan de los decanos para 'revolucionar' la docencia médica
José A. Puglisi
Viernes, 08 de abril de 2016, a las 12:10
Crisis docente. Las facultades de Medicina se enfrentan al reto de renovar las plantillas de profesorado clínico, tanto por su envejecimiento como por las trabas al momento de su renovación, especialmente para los profesores estables. La Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina considera que los profesores vinculados podrán ser la solución a este problema, ya que, además de su perfil docente, aportarán una vertiente asistencial e investigadora.

Los profesores vinculados solo representan el siete por ciento del personal docente de las Facultades de Medicina, según ha explicado a Redacción Médica Ricardo Rigual, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina. La poca presencia radica en que “hay una brecha muy importante entre los profesores vinculados y los funcionarios (catedráticos y profesores titulares) y el personal laboral (profesores y doctores), por lo que resulta necesaria la creación de una estructura intermediaria que sea capaz de evitar este distanciamiento”, explica.

La solución pasa por la “creación de una carrera docente dentro de los hospitales, donde se permita un crecimiento constante de los sanitarios en el ámbito de la docencia, pero sin verse sacrificado su perfil asistencial e investigador”, puntualiza. En este sentido, se apuesta por un crecimiento asistencial y docente simultaneo de los sanitarios, donde se comenzaría desde una etapa muy joven, como es el caso de los residentes, y se extendería a los años posteriores. Con este modelo, se logra una evolución constante que generará puestos intermedios entre el personal laboral y los profesores vinculados, haciendo su transición más natural y flexible.  

Este esfuerzo, sin embargo, deberá ir acompañado de una estrategia para aumentar el atractivo de la plaza de profesor vinculado, por lo que se plantea “una mayor facilidad al momento de optar por la acreditación, reconocimiento de su esfuerzo (asistencial y docente) e incentivos de tipo económicos”, aclara el presidente de los decanos.

“El profesional vinculado no solo saca adelante una asignatura, sino también a toda la facultad de Medicina, al mismo tiempo que los hospitales aumentan su prestigio y están más cerca de las universidades”, aclara el decano-comisario de la Facultad de Medicina de Ciudad Real, Juan Emilio Felíu Albiñana. En este sentido, recomienda que durante la renovación de altos cargos de los hospitales universitarios se tomen como requisitos las aportaciones docentes de los candidatos, “por algo llevan el título de universitarios en su nombres”.  

El apoyo de Aneca

El presidente de los decanos valora positivamente la postura asumida por la Agencia Nacional de la Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca). La institución ha creado las comisiones de acreditación de las especialidades de Ciencias de la Salud que, según asegura Rigual, brindará una estructura más sencilla que facilite la acreditación docente en Medicina.