Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Conocimiento > Formación

El 70% de los estudiantes de Medicina, dispuestos a emigrar para investigar

Pero solo 3 de cada 10 estudiantes creen que es más sencillo iniciarla en el exterior que en el propio país

Ni uno de cada 10 de los consultados no estarían dispuestos a irse al extranjero.
El 70% de los estudiantes de Medicina, dispuestos a emigrar para investigar
Miércoles, 27 de julio de 2016, a las 09:20
Cada vez son más los estudiantes de Medicina que ven con buenos ojos emprender una carrera investigadora fuera de las fronteras nacionales. Al menos así lo considera siete de cada diez encuestados en un reciente estudio publicado en la revista de la Real Academia de Medicina de Andalucía Oriental.

En concreto, el 69 por ciento de los alumnos consultados están dispuestos a iniciar un proyecto investigador en el extranjero, una vez valorados los pros y los contras de la iniciativa, según explica a Redacción Médica Mario Rivera, uno der los autores del informe.

Una idea que es compartida tanto en jóvenes que estudian los primeros cursos como los últimos. “Esto nos puede dar a entender que el estudiante ya entra en la carrera con la percepción de que irse al extranjero es ‘mejor’ y, sin embargo con el paso de los años, va cada vez valorando más quedarse así, pero no lo suficiente, pues más de la mitad de los estudiantes de cursos superiores que están a punto de emprender ya su carrera profesional, siguen pensando que irse al extranjero es más conveniente para su futuro laboral que quedarse en España”, indica Rivera.

A pesar de este alto porcentaje, solo 3 de cada 10 estudiantes (el 28 por ciento) creen realmente que es más sencillo iniciar una carrera investigadora en el exterior que en el propio país. Asimismo, y en esta línea, ni uno de cada 10 (el 0,078 por ciento) de los consultados no estarían dispuestos a irse al extranjero.

Para esta encuesta, se ha consultado la opinión de 288 estudiantes de todos los cursos  (130 de los tres primeros cursos y 158, de los tres últimos) y de nueve universidades distintas (Granada, Valladolid, Cádiz, Valencia, Sevilla, Córdoba, Complutense de Madrid, Santiago y Salamanca).

En ella, los autores (todos alumnos de Medicina) han cruzado aquellos parámetros que podrían estar asociados a esta ‘migración’: como más interés por investigar, más conocimiento, peor opinión sobre la universidad en España, etc, para poder concluir algunas decisiones que podrían tomar las facultades de Medicina del país para retener a sus alumnos (como prácticas activas en investigación, más congresos y actividades divulgativas, etc.), explica Rivera.

Acceda al informe de la Real Academia de Medicina de Andalucía Oriental