16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Cómo contener la ansiedad en la recta final del MIR

Las recomendaciones para evitar que los nervios estropeen los esfuerzos académicos realizado por meses

Un candidato al MIR durante la prueba de acceso a la residencia.
Cómo contener la ansiedad en la recta final del MIR
jue 08 diciembre 2016. 11.50H
José A. Puglisi
Recta final del MIR. Los candidatos están en las últimas semanas antes de presentarse a la evaluación que definirá si acceden a una plaza de formación sanitaria especializada y la ansiedad crece con el paso de las horas. La presión psicológica podría desmejorar los esfuerzos realizados durante meses en las que se sometieron a largas horas de estudio, por lo que es recomendable seguir unos pequeños consejos que permitirán mantener la calma de cara al examen.

El primer paso, como cualquier persona que desea cambiar un hábito, es reconocer que se está padeciendo de ansiedad por la realización del examen MIR. El proceso facilitará la comprensión de los síntomas, así como tomar las medidas necesarias para cambiar la conducta. Después de esto, los aspirantes deberán ir avanzando lentamente en dos áreas: la primera, contener el deseo de huir al autocontrol y, además, realizar técnicas de respiración y relajación cuando se sientan los primeros síntomas de agobio al pensar en la proximidad del día de la prueba.

Una de las estrategias recomendables para fomentar la calma es expresarse. Hablar, escribir, cantar o bailar ayudará a que las personas liberen sus preocupaciones y tomen las riendas de sí mismos. El mantenerse en silencio o aislado es contraproducente, ya que aumentará la sensación de agobio, haciendo más grande el problema de lo que es en la realidad. Otro aspecto clave al momento de expresar los sentimientos es evitar caer en el miedo a ser juzgado, toda preocupación es válida y su demostración es señal de que el candidato es consciente de los aspectos que le quitan el sueño.

‘Desconectar’ es fundamental. Los candidatos deben ser sinceros consigo mismos y, al pasar los límites que están capacitados a aguantar, deben darle una pausa al cuerpo y la mente. En primer lugar, habrá que descansar, aprovechar las horas de sueño. A esto habrá que sumar un aspecto clave como es la realización de las actividades que más gusten (deporte, cine, bailar, etc.) para mejorar el ánimo. Esto en combinación con una buena alimentación, ejercicio, y buscando elementos que ayuden a reír y estimular el ánimo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.